Quieren cerrar una temporada 'increíble'

Jordi Alba asegura que el Barcelona está confiado en ganar los tres partidos que quedan y completar una temporada 'increíble'

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

BARCELONA, España, Mayo, 4, 2016.- El jugador del Barcelona, Jordi Alba aseguró que el equipo azulgrana está confiado en ganar los tres partidos que quedan y completar, así, una temporada que, en su opinión, sería "increíble" con la consecución de la Liga y la Copa del Rey.

En un acto comercial celebrado en Barcelona, el lateral zurdo ha destacado que el Barça todavía sigue dependiendo de sí mismo para conquistar la Liga y ha querido pasar página del bache de resultados vivido el pasado abril, con tres derrotas consecutivas en la competición doméstica y la eliminación de la Champions League.

"No siempre se pueden ganar los tres títulos. Nosotros queríamos ganarlos, pero ningún equipo lo ha hecho. Ganar dos títulos sería una temporada increíble", subrayó.

Alba prefiere mirar hacia el futuro y olvidar la ventaja de 9 y 10 puntos que el equipo azulgrana tenía, respectivamente, con el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

"Teníamos una ventaja muy buena. Ninguno dijo que la Liga estuviera ganada. Al principio de la temporada, hubiera firmado ser líderes a estas alturas. Dependemos de nosotros y yo me quedo con eso. Ese bache nos tocó en un momento complicado, pero ese colchón nos lo habíamos ganado. Ahora no podemos fallar para conseguir la Liga", ha subrayado.

En este sentido, apuntó Alba que el objetivo del equipo es ganar las próximas dos "finales" ligueras ante el Espanyol y el Granada.

Sobre el derbi que el próximo domingo disputarán ante el equipo blanquiazul, el jugador catalán prevé un partido "intenso" y ha señalado que la plantilla no cree que se vuelva a repetir un partido como el de la temporada 2006-07, cuando el blanquiazul Raúl Tamudo acabó en el Camp Nou con las esperanzas azulgranas de alzar el título liguero en la penúltima jornada.

"No nos pasa por la cabeza (que se vuelva a repetir el 'Tamudazo'). Es un rival difícil, que jugará con una gran intensidad. Jugamos en nuestra casa, pero no vamos con la idea de que se repita".