Quiere volver a escribir la historia

Filipe Luis asegura que el Atlético de Madrid le dará una alegría a la gente que sufrió la final del 74 ante el Bayern Múnich

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MADRID, España, Abr. 25, 2016.- El brasileño Filipe Luis, defensa del Atlético de Madrid, dijo este lunes que su equipo quiere "darle una alegría a la gente que sufrió" con la derrota en la final frente al mismo rival de ahora, el Bayern Múnich, en 1974 y avanzó que será un partido "muy táctico, muy al límite" y de detalles.

"En aquella final de Lisboa (en 2014) ya se habló mucho de ese partido (de la final de 1974) y yo creo que es un partido completamente diferente. Queremos darle una alegría a esta gente que ha sufrido aquel partido, que fue muy duro y que se vivió de la misma forma en 2014, cuando quedaban dos minutos", valoró.

"Entonces, queremos, pero al mismo tiempo no hay ánimo de revancha. Es una oportunidad ilusionante para este grupo, para este equipo, y vamos a afrontarla de la forma que creo que es la mejor; que es un partido completamente nuevo sin ánimo de revancha", añadió el lateral izquierdo durante el Día de Medios del club rojiblanco.

Filipe Luis alertó del potencial en ataque del Bayern: "Tiene un poder ofensivo increíble. Nosotros defendemos muy bien, está claro, y va a ser un partido muy táctico, muy al límite. Los errores van a ser los que van a definir los detalles de ese partido".

"Estamos en una línea muy buena, venimos mejorando mucho en las últimas jornadas y creo que estamos en el mejor momento posible para afrontar ese partido de la mejor manera, con la confianza muy alta.

El equipo tuvo sus altibajos durante la temporada, pero ahora está en un estabilidad muy buena. Es el mejor momento para este partido", prosiguió el defensa, cuyo equipo ha sido halagado por su rival.

"Nos alegran los elogios de Javier Martínez y algunos otros jugadores del Bayern. Nos lo hemos ganado dentro del campo. Somos un equipo incómodo, pero ellos también. No hay rivales fáciles, todos serían complicadísimos, y quizá nosotros jugamos contra el equipo más complicado de estas semifinales, porque tiene muchos recursos, pueden jugar con más centrocampistas, con gente más por fuera, tienen gente rápida, buenos rematadores, todos saben jugar al balón... Entonces es un equipo muy complicado de parar", declaró.

Para Filipe es mejor no haberse enfrentado previamente en los últimos tiempos al Bayern Múnich: "Cuando uno se conoce tanto, al final es un partido más previsible. Nosotros no les conocemos, porque no hemos jugado en 42 años con ellos, y ellos tampoco nos conocen tanto. Nos conocemos de ver los partidos, pero no es lo mismo ver que jugar. Entonces, es mejor. Va a ser complicadísimo".