El pueblo del Barça despide a Cruyff

La afición del Barcelona despide en el Camp Nou a Johan Cruyff, quien hizo historia en el club como jugador y como técnico

REDACCIÓN
logo

BARCELONA, España. Mar. 26, 2016.- Fanáticos del futbol rinden homenaje a partir de este sábado en el Camp Nou de Barcelona a Johan Cruyff, un ídolo del Barcelona que falleció esta semana de cáncer pulmonar.

Los asistentes pueden firmar un libro de condolencias y desfilar frente a una enorme foto del exfutbolista y técnico Blaugrana, ubicada en el vestíbulo del estadio. La foto tiene las banderas del club y de Cataluña a los costados.

El presidente del club, Josep Bartomeu, inauguró el memorial y dijo que todos los mensajes serán enviados a la familia de Cruyff.

"Los éxitos del Barça no se entenderían sin él de entrenador. En este memorial todo el que quiera puede dar el último adiós a Johan", expresó Bartomeu. "Es una manera para que (la familia de Cruyff) sientan el calor del barcelonismo, toda la estima de todos los barcelonistas, que por miles y miles admiraban a Johan".

El memorial permanecerá abierto hasta el martes, cuando acudirán muchos de los jugadores del club que están activos con sus respectivas selecciones.

El presidente de Real Madrid, Florentino Pérez, al igual que el presidente regional de Cataluña participaron junto con miles de fanáticos.

"Uno piensa que hay personas que no se deberían morir nunca, y una de ellas es Johan Cruyff", comentó Pérez. "Algunos dicen que cambió el futbol del Barça, pero yo digo que cambió la historia del futbol en general".

Como jugador, Cruyff llevó al Barcelona a conquistar, tras 14 años de sequía, la Liga de 1974, y luego como técnico lo condujo a ganar su primera Copa de Europa (ahora conocida como Champions League) en 1992, entre otros logros.

Además, cambió la cultura y filosofía del Barça, implementando el llamado "futbol de posesión y toque de primera (Tiki-taka)", a la postre la semilla del equipo que ha maravillado al planeta en la última década.

Aunque no ganó el título, la Selección de Holanda con la que jugó en el Mundial de 1974 todavía es uno de los equipos más admirados de la historia.