Protegido de Kim Jong-un aprendió a jugar a fútbol en Barcelona

Han Kwang-Song se formó en la Fundación Marcet y ahora es jugador de la Juventus.

REDACCIÓN
logo

Kim Jong-un es un gran aficionado al baloncesto, pero uno de los jóvenes talentos que ayudó a formar en futbol ya juega en la Juventus y aprendió a jugar este deporte en Barcelona.

Kim Yong-un veía el fútbol como una herramienta para conquistar territorio enemigo y por ello invirtió en escuelas de fútbol y envió a entrenadores de su país a buscar una escuela donde formar jóvenes talentos.

La elegida la Fundación Marcet, en Barcelona, especializada en la tecnificación, y tras un viaje del presidente de esta academia de fútbol a Corea del Norte llegaron a la Ciudad Condal 18 jugadores y entre ellos, Han Kwand-Song, la debilidad del mandatario.

Aunque le costó en principio, el joven se adaptó, aprendió y de ahí fichó por el Cagliari italiano.

Han Kwang-Song entró la historia del calcio con 18 años al ser el primer jugador de Corea del Norte en marcar en el campeonato italiano. Tenía 18 años y la Juventus decidió ficharlo para la ‘primavera’, el equipo filial, y luego cedió al delantero al Al-Duhail de Qatar por un año.

Ese día, cuando marcó su primer gol en Italia, la RAI quiso entrevistarle y auque todo estaba listo para que el jugador contara detalles de su vida, la embajada no le dejó, por órdenes de Kim Yong-un.

Ahora, Kim Yo-jong, la hermana de dictador, se prepara para liderar el país y lo hace utilizando la diplomacia del deporte: debutó en los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang 2018.

Dennis Rodman y Kim Jong-Un han sostenido una extraña amistad