'Estamos donde queríamos': Guardiola

Josep Guardiola resaltó que "si no ganamos la Champions mi trabajo quedará incompleto para la gente" por lo que se enfoca en pasar a la final

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

LISBOA, Portugal, Abr. 13, 2016.- El entrenador del Bayern Munich, Pep Guardiola, descartó sentir una presión especial para ganar la Champions League en su último año como técnico del conjunto germano, un título que se le escapó en las dos anteriores temporadas y que ahora confía en conquistar.

"Por lo que he leído en Alemania, si no ganamos la Champions mi trabajo quedará incompleto para la gente. Pero al final, los entrenadores estamos para ganar títulos y para vencer el mayor número posible de partidos, y estos números no los conseguí en mi vida y no creo que los vaya a repetir en el futuro", razonó.

En la rueda de prensa posterior al empate de contra el Benfica -suficiente para pasar de ronda por 3-2 en el cómputo global-, Guardiola consideró que una de las facetas más importantes como entrenador es "ayudar a los jugadores a ser mejores", un objetivo que de ser cumplido, calificó de "suficiente".

Checa la crónica y ficha del encuentro entre Benfica y Bayern Munich en la Champions League.

Interrogado sobre un posible cruce en semifinales con el Manchester City, club al que dirigirá la próxima campaña, el técnico catalán se limitó a señalar que es "una posibilidad, como el Madrid o el Atlético". "Estamos donde queríamos estar y ahora queremos pasar a la final", recalcó.

Guardiola se mostró contento con el encuentro de los suyos frente al Benfica, y destacó que controlaron el duelo durante la mayor parte de los noventa minutos.

"Antes del gol de Jiménez, el Benfica no había llegado al área", recordó el técnico, quien reconoció que las sensibles bajas de Gaitán, Jonas y Mitroglou penalizaron al Benfica.

"Respondimos bien, estuvimos estables y el gol de Arturo (Vidal, que colocó el 1-1 en el marcador) nos ayudó a estar más tranquilos", explicó.

En su opinión, el Bayern atacó mejor en el Estadio de la Luz que en la ida y encontró con más facilidad a Ribéry y Douglas Costa, que generaron numerosos problemas a la defensa rival.