Newcastle, en crisis: sus fans odian al dueño Mike Ashley

Los hinchas del Newcastle boicotearon la venta de 12 mil entradas al Estadio St James Park para protestar contra el dueño Mike Ashley.

CÉSAR MARTÍNEZ VALENZUELA
logo

Cuando el actor mexicano Kuno Becker protagonizó la película Goal! en el año 2005, su Newcastle United aún no pasaba a ser propiedad del multimillonario Mike Ashley. Pero la sombra de Ashley era visible mediante el gigantesco logotipo de la cadena británica de tiendas deportivas SportsDirect sobre la tribuna principal del St James Park.

Hoy en día existen múltiples SportsDirect en prácticamente cada ciudad de Inglaterra. Se trata de un caso de éxito empresarial ligado a la historia de Ashley, uno de los 20 hombres más adinerados del país. Hacia 2007 compró al Newcastle por casi 150 millones de libras.

La historia de Ashley parece de película: abandonó sus estudios a los 16 años e intentó ser jugador profesional de frontón, pero una lesión en la rodilla acabó con sus aspiraciones.

Sin embargo, en el curso de los años ochenta la economía del Reino Unido cambiaba a pasos agigantados. Mientras las minas que daban empleo a docenas de miles en el norte del país eran cerradas de la noche a la mañana, el sector financiero se hacía cada vez más grande. Fue así que Ashley consolidó su imperio comercial y adquirió a las 'Hurracas' a precio de remate.

Intentó congraciarse con los fanáticos del equipo yendo a pubs y estando en las gradas del St James Park como un hincha más. La gente de Newcastle estaba necesitada de alegrías tras una década de desempleo: Newcastle solía ser una ciudad de mineros.

Doce años después, en pleno 2019, su gestión en el Newcastle ha sido un desastre. Antes de su llegada, el equipo había logrado clasificarse a la Champions League de la mano del legendario goleador Alan Shearer. Tras su arribo, han descendido en dos ocasiones al English Football Championship.

"Ashley es un dueño mediocre que dejó salir a un entrenador de talla mundial como Rafa Benítez, quien nos salvó de descender y ha traído a un técnico mediocre como Steve Bruce." Así dijeron en un comunicado oficial grupos de fanáticos que se han unido para boicotear a su propio equipo. Están hartos.

UNITED AGAINST ASHLEY es su grito de guerra.

Casi 12 mil abonados del St James Park no renovaron sus pases y piden al resto de los fanáticos no adquirir las entradas para que Ashley finalmente entienda que un equipo de fútbol no es igual a una tienda de deportes. Ellos quieren que su equipo regrese a los buenos tiempos, cuando el Newcastle era protagonista de Goal! de Kuno Becker.