Mikel Aguirre | El adiós de un histórico

Ojalá el Schalke regrese pronto a la Bundesliga, pero esto es un llamado de atención para otros equipos grandes en distintas ligas.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Siete Bundesligas, cinco Copas de Alemania, una Copa de la Liga, una Supercopa Alemana, dos Copas Intertoto y una Copa de la UEFA son las credenciales de un Schalke 04 que oficialmente ya es equipo de la Bundesliga 2.

Terrorifica temporada de los de Gelsenkirchen, que iniciaban la campaña con David Wagner como entrenador, pero que en septiembre fue sustituido por Manuel Baum.

Baum perdió la chamba a finales de diciembre para que llegara el suizo Christian Gross, quien tan solo duró dos meses, el griego Dimitrios Grammozis entraba al quite, pero ninguno de estos hombres evitó el descenso de “los Mineros”

Se acabaron 30 años seguidos en la Bundesliga para un equipo que apenas en 2018 terminó como segundo lugar tan solo por detrás del Bayern Múnich.

Apenas dos victorias en 30 partidos mandaron al conjunto de Gelsenkirchen a la Bundesliga 2.

Un descenso muy doloroso para jugadores importantes como el holandés Klaus Jan Huntelaar, quien apenas el 19 de enero decidió regresar al Schalke, equipo donde jugó y fue figura entre el 2010 y 2017.

Hamza Mendyl, Nassim Boujellab y Amine Harit, tres jugadores de la selección de Marruecos, también forman parte de esta penosa temporada del Schalke.

Además, la próxima campaña ya no habrá Derbi del Ruhr en la Bundesliga el ya famoso clásico entre el Borussia Dortmund y el Schalke, este frenético encuentro tendrá que esperar (por lo menos) hasta la campaña 2022-2023.

Un adiós triste para un equipo histórico que vivió una temporada penosa en el futbol alemán.

Dicen que el fracaso es una oportunidad para reinventarse y es en lo que tendrá que pensar la directiva del Schalke, quienes seguramente perderán a jugadores importantes como Kilian Ludewig, William, Gonçalo Paciencia, Sead Kolasinac y Frederik Ronnow quienes tienen que regresar a los clubes a los que pertenecen además de las casi seguras ventas de otros jugadores que tienen cálidad suficiente para mantenerse en algún conjunto de la Bundesliga o en la primera división de otra liga europea.

El fracaso siempre duele, pero también es una oportunidad para reinventarse y es en lo que tendrá que pensar el Schalke de cara a la próxima campaña porque la Bundesliga 2 es un torneo tremendamente complicado y si no que le pregunten a equipos históricos como el Hamburgo, el Nuremberg o el Hannover, quienes están pasando tremendas complicaciones para regresar a la máxima competencia alemana.

Ojalá el Schalke regrese pronto a la Bundesliga, pero esto es un llamado de atención para otros equipos grandes en distintas ligas del mundo de que no te puedes confiar solo por el escudo o el nombre de tus jugadores, hay que saber planificar bien en agosto, para no arrepentirse en mayo.