Médico de Maradona declaró ante la fiscalía de San Isidro

Lopoldo Luque: “Estoy tranquilo, muy confiado”, dijo al ingresar con las autoridades.

SAMUEL REYES
logo

El médico Leopoldo Luque se presentó el lunes a declarar ante la fiscalía que investiga las circunstancias en la muerte de Diego Armando Maradona.

El neurocirujano se presentó de forma espontánea a la fiscalía de San Isidro la mañana de este lunes.

“Estoy tranquilo, muy confiado”, dijo.

A pesar de lo que se había informado, el médico no ha sido imputado de ningún delito oficialmente a pesar de que el domingo la policía allanó su domicilio y su clínica.

El allanamiento fue para tomar documentos, registros, computadoras y respaldos en discos duros en el marco de la investigación para determinar si el fallecimiento de Maradona fue por negligencia médica.

Una vez que terminó su comparecencia defendió su tratamiento. “Se hizo lo que había que hacer y más también” dijo Luque en una rueda de prensa.

“No tengo nada que reprocharme”, dijo el médico quien dijo que era muy difícil tratar con el astro argentino, porque se resistía a recibir tratamiento médico y que lo corrió en múltiples ocasiones de su casa.

“Diego hacía lo que quería”, dijo Luque, “necesitaba ayuda, no había forma de entrarle.”

Destacó que él no era su médico de cabecera y que las decisiones se tomaban entre un equipo médico en el que no tenía jerarquía y dónde sólo hacía sugerencias que Maradona aceptaba o no.

Luque afirmó que la muerte de Diego era previsible, porque no se cuidaba: “En un paciente con las características de él es lo más común del mundo que muera así”.

Sepultan a Maradona en su Argentina