Zabivaka alegrará Rusia 2018

La FIFA da a conocer a la mascota oficial para el Mundial de Rusia 2018

logo

CIUDAD DE MÉXICO, México, oct. 21, 2016.- El Mundial de Rusia 2018 ya tiene mascota, se trata de un lobo llamado Zabivaka que significa pequeño goleador, que fue elegido por el público ruso que tenía otras opciones como un tigre o un gato.

"Para llegar a la elección del lobo, primeramente recabamos las preferencias de los niños rusos mediante una encuesta en línea. Después, los estudiantes universitarios se inspiraron en ellas para realizar los diseños, y ahora el público ha elegido a su personaje favorito entre los tres preseleccionados", explicó la Secretaria General de la FIFA, Fatma Samoura.

 "Hemos trabajado 18 meses en este proyecto, y estamos muy satisfechos de que la mascota de 2018 sea el resultado de un trabajo en equipo, en el que el pueblo ruso ha hecho gala de su talento creativo y su determinación de llevar la Copa Mundial de la FIFA a buen puerto", agregó.

Publicidad

Checa las noticias más importantes del futbol nacional e internacional.

"Sin embargo, su rol irá mucho más allá de su popularidad entre los espectadores. Nuestra Mascota debe inspirara a los aficionados, provocando que cada vez más personas se relacionen con el fútbol e invitándolos a los estadios para que puedan crear recuerdos memorables. Millones de rusos tomaron parte de la votación del lobo, y esto significa que Zabivaka hará un gran trabajo representando a nuestro país en el mundo", señaló Vitaly Mutko, presidente del Comité Organizador.

Características de Zabivaka.

Publicidad

Encantador, seguro de sí mismo y sociable, siempre ha soñado con ser una estrella del balompié.

Su pasatiempo favorito es el fútbol y siempre juega con deportividad, valorando a sus compañeros y respetando a sus adversarios; sabe muy bien lo que hace.

Todo el mundo disfruta de su compañía, es el más divertido del equipo y hace reír a los demás.

Le gusta llevar gafas deportivas cuando está en acción porque piensa que mejoran su habilidad en el campo. Y, además, le encanta posar.