Maradona y Argentina: 44 años del nacimiento de la leyenda

El 27 de febrero de 1977, 'el Diego' comenzaba su glorioso camino con la Albiceleste.
¡El nacimiento de la leyenda! Se cumplen 44 años del debut de Maradona con Argentina
Por: Miguel Caballero
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

"Haga lo que sabe, esté tranquilo y muévase por toda la cancha. ¿Estamos?". Esas fueron las palabras de César Luis Menotti a Diego Armando Maradona en el amistoso entre Argentina y Hungría disputado en la Bombonera, el 27 de febrero de 1977.

Con apenas cuatro meses -pocos días más- de haber debutado profesionalmente (20 de octubre de 1976 con Argentinos Juniors), Maradona iniciaba esa noche su glorioso camino con la Albiceleste.

De acuerdo a lo relatado en 'Yo soy el Diego', su biografía autorizada, Maradona recibió la noticia de su debut al término de unas prácticas de los juveniles y el combinado mayor, por parte del mismo Menotti. El 'Flaco' le suplicó no hablarlo con absolutamente nadie que no fueran sus padres. "Evite que se entere el periodismo, no quiero que se ponga nervioso", le dijo.

La condición para que Maradona jugara esa noche, según le dijo Menotti, era un marcador abultado ante los húngaros. Los tres goles de Bertoni y el doblete de Luque lo hicieron posible. 5-0 a los 20 del segundo tiempo. Menotti toma la palabra: "Maradona, Maradona", le llamó. "Va a entrar por Luque. Haga lo que sabe, esté tranquilo y muévase por toda la cancha. ¿Estamos?".

Esa misma noche, Diego regresó a casa, cenó y vio la repetición del partido. Revisó sus errores. Recordó la patada de un húngaro 'que por la televisión dolió menos' y se fue a dormir. "No soñé nada. Dormí como nunca", relató en su libro.

Poco más de un año después, en mayo del '78, Menotti dejaba fuera a Maradona de la lista de la Copa del Mundo a disputarse en casa. "Es algo que nunca le perdonaré", decía 'el Diego' cada vez que era cuestionado sobre el tema.

Menotti, por su parte, alegó siempre que fue por cuidarlo; que su momento llegaría después. Y llegó. Vaya que llegó.

¡Se vale llorar! Hijo de Maradona recuerda a su papá en Sinaloa