Un mal arbitraje

Enrique Cerezo, presidente del Atletico de Madrid, asegura que el club no apelará las amonestaciones que Fernando Torres, recibió en la ida de los Octavos de Champions, aunque afirma que el arbitraje fue malo

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MADRID, España. Abr. 07, 2016.- El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, declaró que cree que el Atlético no molesta en Europa, "salvo deportivamente" y ha dicho que el club no tiene previsto recurrir alguna de las dos tarjetas amarillas al delantero Fernando Torres.

"El Atlético está considerado uno de los cinco mejores equipos de Europa, y si uno de los cinco mejores molesta, entonces es un tema muy complicado. Yo creo que no molesta, salvo deportivamente, que molestamos a todos los equipos indiscutiblemente", así lo dijo el dirigente rojiblanco tras la ida de la Liga de Campeones contra el Barcelona.

Cerezo comentó que cree que no recurrirán las tarjetas amarillas a Fernando Torres, y sobre el arbitraje del alemán Félix Brych, que expulsó por doble tarjeta amarilla al nueve rojiblanco, comentó que "indiscutiblemente" no hizo una buena actuación.

"Nosotros hemos dicho lo que teníamos que decir en su momento, indiscutiblemente no fue un buen arbitraje. Pero si repasamos la historia de los arbitrajes y del fútbol, veremos que estas cosas pasan", declaró el mandatario del Atlético de Madrid, quien descartó realizar cualquier tipo de queja a la UEFA.

"Nuestra queja tiene que estar basada en un hecho importante, y es poder ganar el sábado en el campo del Espanyol y venir aquí el miércoles a hacer un gran partido y pasar la eliminatoria", apuntó Cerezo.

"La UEFA, la Champions nos debe una, deportiva, claro. Y este año es una gran oportunidad para ello, pero antes tenemos que jugar un gran partido aquí el miércoles, contra uno de los mejores del mundo, por no decir el mejor. Saldremos a ganarlo".

Cerezo pidió a los aficionados que vengan al Calderón el próximo miércoles para la vuelta de la eliminatoria europea, para la que prometió una "gran noche" en el estadio rojiblanco, para la que ve a sus jugadores "supermotivados".