Lionel Messi toca la puerta del Almería para salvar a 90 familias

Fabián Vargas relató cómo el argentino lo buscó en el vestidor para ayudar a damnificados en Colombia.

logo

Lionel Messi, más allá del talento y sus goles , también se ha ganado el cariño de la gente por sus buenos actos fuera de los terrenos de juego y como ejemplo está la vez que, gracias a su humildad, ayudó a recolectar camisetas de él y sus compañeros del Barcelona para ayudar a varias familias que se quedaron sin casa debido a unas inundaciones en Colombia.

En exclusiva para TUDN, Fabián Vargas, jugador colombiano ganador de la Copa América con su país en el 2001 y el Mundial de Clubes con el Internacional de Porto Alegre en 2006, entre otros, nos contó cómo el argentino ayudó a los afectados de aquella tragedia.

“Estábamos en el año 2010 y teníamos que jugar un partido de LaLiga contra el Barcelona , ese gran Barça que enamoró a todo el mundo, el de Guardiola con Xavi, Iniesta, Messi y tantos cracks. Justo en ese momento en Colombia hubo unas inundaciones terribles, hubo mucha gente damnificada y unos amigos artistas tuvieron la idea de hacer una subasta con gente conocida del país para recaudar fondos y poder ayudar a los que más sufrieron. Uno de los organizadores era amigo mío y me escribió y me pidió que si le podía donar mi camiseta. Yo le dije que claro, pero era la camiseta del Almería y la verdad no tenía mucho reconocimiento a nivel internacional el club, pero me pareció bonita la idea de mis amigos”, inició su relato.

“Justo esa semana jugábamos contra el Barcelona y cuando íbamos a salir al calentamiento, ya cuando estábamos en el túnel antes de salir al campo, llamé a Lio (Messi), pues yo ya lo había enfrentado a él en partido de selecciones y le comenté y le dije lo que se estaba haciendo en Colombia y lo que había pasado.

Publicidad

"Le pedí el favor que si me podía conseguir tres camisetas, la de él, la de Iniesta y la de Xavi, que en esos momentos eran los más admirados del equipo y me dijo: ‘Dale Fabi, de una. Cuando termine el partido te las doy’”, añadió Vargas, también ganador de dos Copa Sudamericana, dos Recopa y una Intercontinental con Boca Juniors de Argentina.

“Jugamos el partido, nos dieron un baile, como el que les daban a todos los equipos que enfrentaban, con la diferencia es que nosotros nos comimos (les metieron) ocho goles… perdimos 8-0. Yo salí muy enojado, siempre fui, no mal perdedor, pero nunca me gustó perder y salí muy enojado, casi que me peleaba con el que se me acercara a decir algo. Y llegué al vestuario, a mí se me olvidó todo, y llegó el utilero gagueando, no lo podía creer. Tenía a Messi en la puerta del vestuario y no me podía ni siquiera decir de la emoción que sentía ese muchacho que Messi estaba en nuestra puerta.

"Allí me acordé, salí y abrí la puerta y ahí estaba justamente Leo con una bolsita y me dijo: ‘Mirá Fabi, acá están las camisas que te pude conseguir. Espero que te sirvan’. Ahí es donde le doy ya más valor a esta anécdota porque también demuestra la humildad que tiene un personaje de estos, ya que generalmente cuando los jugadores cambiamos las playeras los hacemos en el túnel, ahí mismo en la cancha o si ya estás en el vestuario la envías con un utilero.

"Y él fue personalmente, las recolectó él y me las llevó al vestuario. Fue un gesto muy bonito y cuento esta anécdota más por reconocer un personaje como Leo Messi fuera de la cancha, el corazón y la humildad que pude comprobar”, agregó Fabián Vargas, ganador de tres campeonatos de su país con el América de Cali.

Publicidad

“Lo mejor es que cuando abrí la bolsa habían ocho camisas. Yo después ya del tiempo me puse a analizar ¿Será que me dio una camisa por cada gol que nos metieron? No lograba entenderlo. Pero me dio unas camisas impresionantes. Me consiguió la de Xavi, Iniesta, la de él, Puyol, Piqué, Dani Alves, Pinto y Mascherano. Es decir, me dio unas camisas invaluables en su momento que ayudaron muchísimo. Te confieso que dudé en quedarme con la de Leo.

"Yo decía ‘Será que voy al centro comercial y compro otra, es que es un tesoro para cualquiera y más para uno de jugador tener la camisa de un astro del futbol como estos, pero al final envié las camisas y fueron de los objetos que más valor tuvieron en esa subasta, se pudieron ayudar a más de 90 familias, creo que se construyeron más de 90 casas con todo los que se juntó con las camisas y otros objetos de valor”, concluyó Vargas, que hace un año se retiró de las canchas con La Equidad de Colombia.

¿Hasta cuándo disfrutaremos de CR7 y Messi? Hugo Salcedo responde