James, Herrera y la ardua competencia en el Atlético de Madrid

Diego Pablo Simeone contará con diversas opciones de calidad para conformar el centro del campo colchonero.

logo

horas según reportan medios europeos y la llegada del colombiano aumentaría la feroz competencia que tiene Héctor Herrera de cara a la próxima temporada en el conjunto colchonero.

El Cholo Simeone perdió piezas clave como Antoine Griezmann, Lucas Hernández o Rodri pero el club ha reaccionado rápidamente incorporando elementos talentosos como Joao Félix, Marcos Llorente y el mencionado Héctor Herrera, entre otros.

La temporada que viene el conjunto rojiblanco peleará por las tres competencias (Liga, Copa del Rey y Champions) y por ello cuenta con un plantel amplio que incorpora hasta 9 elementos para cubrir 4 o 5 puestos en el centro del campo y con la llegada de James Rodríguez aumentaría la competencia en dicha zona.

Publicidad

Enseguida exploramos las opciones que tiene Simeone para encajar a sus nuevas piezas.

Opción 1: 4-4-2

Lo natural sería que El Cholo le sea fiel a su esencia y mantenga el dibujo que tantas alegrías le ha dado en su etapa como entrenador del Atlético de Madrid. En este 4-4-2 la importancia de los laterales será mayúscula y gran parte del peso ofensivo recaerá en Trippier por la derecha y Renan Lodi por la izquierda.

Publicidad

Esto permitiría al Cholo alinear hasta 4 centrocampistas que sean capaces de cumplir tanto en fase ofensiva como en el repliegue. Con este esquema parece que Llorente como contención más fijo tiene lugar indiscutible. A su lado, y si se adapta pronto a las exigencias de Simeone, podríamos ver en muchos partidos a Héctor Herrera, que está acostumbrado a jugar en un sistema similar con Sérgio Conceição en el Porto.

Los dos volantes abiertos serían Saúl por la izquierda y Koke por la derecha. Esto permitiría al Atleti juntar mucha gente por adentro para cerrar espacios a los rivales y de igual forma favorecería los contragolpes liberando las bandas para Trippier y Renan Lodi, dos velocistas con buena capacidad de centro.

La única forma de adaptar a James en esta variante sería como segunda punta, relegando a Álvaro Morata y Diego Costa a la banca y con Joao Félix, flamante refuerzo rojiblanco, en el eje de ataque.

En ciertos contextos, el plan podría variar y en las bandas podrían aparecer jugadores como Lemar, Vitolo o el mismo Joao Félix, que liberaría un puesto en la doble punta. En algunos entrenamientos de esta pretemporada el fichaje portugués ha alineado en la banda derecha, sobre todo por las molestias físicas que ha acarreado Koke.

Opción 2: 4-3-3

Durante la pretemporada, Simeone ha probado varias sesiones con este dibujo que permitiría liberar un puesto del centro del campo para ser más ofensivo y alinear tres delanteros.

Publicidad

Este esquema contaría con Llorente o Herrera de contención (el mexicano ha jugado en esa posición en el Tri) y dos interiores que bien podrían ser Saúl, Koke o Thomas. En la zona de ataque podrían formar Thomas Lemar (quien costó 70 millones de euros al Atlético el pasado verano) en banda izquierda, Joao Félix en el sector derecho y un delantero fijo como Morata o Diego Costa.

Otra opción sería Joao Félix como '9' y James Rodríguez partiendo con mayor libertad desde el carril derecho.

Opción 3: 4-2-3-1

Si hay un esquema que podría ser idóneo para James Rodríguez en caso de arribar al Wanda Metropolitano sería este, que permitiría al colombiano jugar algo más libre.

En el doble pivote veríamos una rotación constante pues podrían alinear Saúl, Koke, Llorente, Herrera y Thomas. Para el sector derecho estaría Joao Félix, en la banda izquierda Thomas Lemar o Vitolo y James libre atrás de Morata o Diego Costa.

También esta formación abriría la opción a Koke como mediapunta por derecha y Joao Félix como delantero, todo dependiendo de la adaptación del joven portugués que ha mostrado muy buenas cosas con el Benfica tanto como delantero como de segunda punta y hasta partiendo de alguna de las dos bandas.

Publicidad

La parte negativa de este sistema es que no se adapta con el estilo de juego que ha implantado Simeone en esta exitosa etapa como entrenador del Atlético de Madrid, pues tendría cuatro elementos de ataque con pocas capacidades a nivel defensivo y eso con los laterales tan ofensivos que escogió para reforzarse no resultaría coherente.