Hugo Salcedo | ¡Zlatan nunca ha sido tan bueno como él cree!

Con su llegada a Milán, ¿podrán sus acciones aportar más que sus declaraciones?

logo

Zlatan Ibrahimovic es sin duda el mejor futbolista sueco de todos los tiempos, pero ¿qué lugar ocupa en la escena del fútbol mundial el polémico atacante?

Pocos saben que fue invitado por el Arsenal de Inglaterra para realizar una prueba cuando aún era jugador del Malmö en su país, ¡la respuesta fue negativa ya que señaló que Ibrahimovic no hacía pruebas!

A partir de su llegada al Ajax comenzó una historia de títulos ganados en cada uno de los clubes en los que estuvo, sin embargo y pese a su gran nivel y personalidad, nunca estuvo en alguna terna para un balón de oro, Zlatan siempre fue muy bueno pero no tanto que él creía ser.

Encontró la forma de estar siempre presente en los diarios deportivos del mundo y posteriormente las redes sociales con polémicas frases en contra de algunos que si estaban en la élite mundial como Pep Guardiola y Cristiano Ronaldo entre algunos otros.

Publicidad

Durante su paso por el PSG lanzó la llamativa frase de que se quedaría solo sí cambiaban la torre Eiffel por una de él, Zlatan dejó el cuadro parisino y hoy ya ni si quiera es el máximo goleador del club ya que esta distinción es para el uruguayo Edinson Cavani.

A su llegada a la MLS también dió siempre la nota por sus manifestaciones ante la prensa en la que aseguraba estar incluso por encima de la liga, intercambió declaraciones con el delantero Carlos Vela, al final se fue del Galaxy sin el título y viendo cómo el mexicano arrasó con los registros y distinciones individuales.

Con la selección sueca es el máximo goleador histórico sin embargo luego de la clasificación al mundial de Rusia 2018, intentó volver del retiro, pero por unanimidad de cuerpo técnico y jugadores se decidió no tomar en cuenta su intención de volver al seleccionado y respetar a los que habían estado en el proceso eliminatorio.

Hoy el reto en la carrera de Ibrahimovic es mayúsculo, ayudar al poderoso Milán a regresar al sitió de privilegio en el fútbol italiano y mundial que le corresponde. ¿Podrá hacerlo con 38 años o nuevamente sus declaraciones estarán por encima de sus logros?

Publicidad