Hugo Salcedo | Grandeza eterna para Messi y Cristiano

Ambos elementos deberían jugar por siempre para dejarnos ser testigos de su magia tan única.

logo

Fue en 2007 cuando, por primera vez, estos dos fenómenos del futbol se vieron las caras en una entrega del balón de Oro, aquella presea le fue entregada a Kaka; sin embargo, desde aquel lejano año ambos se han apoderado por completo de la escena del futbol mundial.

Los años y las temporadas se acumulan, y la vigencia de los dos es absoluta; este fin de semana hemos podido confirmar lo relevante que ambos son para sus respectivos equipos.

Messi volvió a ser titular en liga frente al Sevilla, luego de haber estado ausente en el duelo ante Getafe. Fuimos testigos de otra memorable actuación que culminó con el golazo de tiro libre al arquero Checo Vaclik

Publicidad

Para Cristiano la historia no fue diferente, no marcó en el Derby de Italia, pero fue fundamental como siempre en el equipo de la Juventus por su liderazgo, inteligencia y capacidad técnica.

Ojalá y estos dos genios del futbol fueran eternos, sería maravilloso que cada semana nos pudiéramos sentar a disfrutar de lo que ambos hacen en la cancha, pero no es posible. Sabemos que el adiós obligatoriamente tendrá que venir en algunos años, es por eso que no nos queda más que agradecer haber estado en esta época y poder decir en unos años que fuimos testigos de lo que sin duda ha sido la más grande competencia deportiva individual en el mundo del futbol.

Gracias a ambos por regalarle tanto a este maravilloso deporte, gracias porque sin duda la presencia de cada uno hizo que el otro se esforzara por ser cada día mejor.

Publicidad