Hay que levantarse: Luis Enrique

Luis Enrique acepta el mal momento del Barcelona, pero espera la reacción de su equipo para buscar la Liga y la Copa del Rey

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MADRID, España, Abr. 13, 2016.- Luis Enrique, entrenador del Barcelona, valoró este miércoles, tras la eliminación de su equipo en los Cuartos de Final de la Liga de Campeones con el Atlético de Madrid (2-0), que su equipo tiene que "levantarse" de la derrota y "mejorar" en el tramo final, en el que quedan "dos objetivos", en referencia a la Liga, de la que es líder, y la Copa del Rey.

"El equipo está como sólo puede estar un equipo que aspira a revalidar el título. Era uno de nuestros objetivos, sin ninguna duda; un objetivo que nos ilusionaba muchísimo, pero este año no será. No hay esa posibilidad. El equipo está triste", explicó tras la derrota por 2-0 en el Vicente Calderón.

"Nuestros objetivos siempre son los más altos y es un orgullo que el Barça siempre sea favorito a todo, pero hay que aceptar la derrota, entenderla como algo del deporte, como autocrítica para mejorar y tenemos dos competiciones en el horizonte en las que tenemos que mejorar nuestro rendimiento si queremos tener opciones de ganarlas", repasó.

"Cualquier entrenador de cualquier Liga del mundo si ganas esos dos títulos (la Liga y la Copa del Rey) sería una gran temporada, pero debemos mejorar, yo el primero", prosiguió Luis Enrique, que insistió en que "todavía" hay "dos objetivos muy interesantes" y que asumió el "cien por cien" de culpa en la derrota de este miércoles.

"Para eso soy el entrenador, el máximo responsable y no pretendía tener ni un punto menos del cien por cien", añadió el técnico, que, preguntado por el argentino Lionel Messi, declaró que "lo único innegable es que es muy injusto individualizar en un jugador cuando hay una derrota, porque esto es de todos, de todos los jugadores".

El entrenador destacó la "inmejorable actitud de todos" los futbolistas en el encuentro de vuelta de esta noche en el Vicente Calderón, aunque admitió: "Lo que es una evidencia es que no estamos en nuestro mejor momento, pero en cuanto a actitud estoy orgullosísimo de mis jugadores".