Extraditan a expresidente de Concacaf

El hondureño Alfredo Hawit es extraditado a Estados Unidos, donde comparecerá ante juez federal

REDACCIÓN
logo

NUEVA YORK, Estados Unidos. Ene. 13, 2106.- El hondureño Alfredo Hawit, expresidente de la Concacaf y vicepresidente de la FIFA, ha sido extraditado a Estados Unidos y comparecerá por primera vez ante un tribunal federal de Nueva York donde está acusado de corrupción.

Según informó la Fiscalía, Hawit aparecerá ante el juez a partir tras llegar a la ciudad desde Suiza, donde fue detenido el pasado 3 de diciembre.

Hawit está acusado de haber aceptado sobornos de empresas de comercialización deportivas por un importe de varios millones de dólares en la venta de los derechos de comercialización para la difusión de torneos de fUtbol en Latinoamérica.

Según dijeron a Efe fuentes de la Fiscalía, en esta primera comparecencia puede decidirse sobre la posible liberación del acusado bajo fianza.

En un escrito remitido al juez, el ministerio público solicitó que, dado el "serio riesgo de fuga", la fianza sea de al menos 4 millones de dólares, asegurados con un mínimo de 500 mil dólares en efectivo o activos inmobiliarios en Estados Unidos y la firma de más de cinco garantes en el país.

Además, el fiscal reclama que en caso de liberación Hawit quede sometido a arresto domiciliario con un sistema de vigilancia electrónica para evitar una posible huida.

El expresidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) aceptó ser extraditado desde Suiza el pasado 6 de enero tras haberse opuesto inicialmente.

Las autoridades acusan a Hawit de varios cargos de corrupción por aceptar importantes sobornos desde su cargo al frente de la federación hondureña y como presidente en funciones de la Concacaf, cargo al que llegó después de que sus dos predecesores fuesen acusados de corrupción.

También está acusado el expresidente de Honduras Rafael Callejas, que presidió la federación nacional y actualmente está en libertad bajo fianza a la espera de juicio.

Tras su detención, la FIFA suspendió temporalmente a Hawit de su puesto de vicepresidente.

El organismo que rige el futbol mundial está bajo escrutinio desde el pasado mayo por una investigación de la Justicia estadounidense, en la que colabora la suiza, y otra separada de los tribunales helvéticos, que ha acabado con varios dirigentes futbolísticos encarcelados.