EXCLUSIVA | ‘Chiquimarco’: “Satisfecho por no ser utilizado”

El exábritro mexicano explicó la turbia intención que pretendía el Salamanca, al convertirlo como técnico.

logo

Salir del Salamanca fue una decisión que dejó satisfecho a Marco Antonio Rodríguez, quien aseguró que "el no haber sido utilizado" es algo que "valió la pena". Para él, lo más importante era que su anhelo por dirigir de forma profesional, resultara satisfactoria.

"Haciendo un feedback interior, estoy satisfecho por la decisión de no haber sido utilizado ; valió la pena. Ellos creyeron que yo iba a bajar la guardia en algo que yo ya había advertido. La ilusión por estar en España no es a cualquier precio", aseveró el estratega mexicano en charla con TUDN.

Su aventura como timonel de Salamanca duró apenas unos días, luego de que el club anunciara la ruptura. Esta, de acuerdo a exárbitro, se dio debido a que los directivos del equipo pretendían que José Luis Trejo y su cuerpo técnico se mantuvieran al frente, con Rodríguez dando la cara.

"Yo creo que han de haber dicho: «ah, vamos a ofrecerle esta oportunidad y estando allá se va a tener que someter, y no va a opinar». Imagínate qué aburrida es la vida: vienes, inviertes, te preparas, para llegar a una 2a. B ¿y no tener margen de maniobra ni la posibilidad de expresar tu metodología?", manifestó.

Marco Antonio Rodríguez deja de ser técnico del Salamanca

De igual manera reveló que antes de viajar a España tuvo una charla con directivos del equipo, a quienes les hizo saber su inconformidad por mantener a Trejo en el cargo.

"Antes de tomar el cargo yo advertí en una charla con el presidente en Guadalajara que a mi me parecía una apuesta muy incómoda y arriesgada tener a José Luis Trejo, porque no quería que se creyera que Trejo iba a estar detrás de mi y yo ser solamente el rostro. Le dije que si esa era la intención, que no contara conmigo. Quise traer a mi cuerpo técnico y me dijeron que no había presupuesto. Lo entendí. Le dije que el entrenador sería yo, que evaluaría lo que había y que lo que no me gustaba se iría. Una evaluación lógica, que haría cualquier entrenador. Le reiteré que yo iba a ser el entrenador, que yo tendría poder de decisión, que no sería únicamente el rostro y él estuvo de acuerdo. Le reiteré (al presidente) que sí estaba de acuerdo. Me dijo que no habría ningún trasfondo. Por eso acepté la propuesta".

A pesar de la experiencia, Rodríguez contó cuál fue el aprendizaje que adquirió: "Nunca permitas tomar el club sin todo tu equipo de trabajo. Esa es la conclusión. Si tomo un equipo voy con todo mi staff si vas a confiar", sentenció.