Estadio mundialista, lejos de estar listo

El estadio de San Petersburgo, sede de Copa Confederaciones 2017 y Mundial 2018 sigue en mantenimiento por fallas en cancha retráctil

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MOSCÚ, Rusia, nov. 3, 2012.- Los organizadores del Mundial de Rusia continúan intentando reparar la cancha retráctil del estadio Krestovski en San Petersburgo, una de las sedes mundialistas para 2018.

El viceprimer ministro, Vitaly Mutko, dijo que el estadio en está teniendo problemas con el mecanismo que permite almacenar la cancha en las afueras del estadio y regresarla para los partidos. El estadio, que cuenta con una capacidad para 68.000 aficionados, debe estar listo para la Copa Confederaciones del año entrante.

"El problema es que la cancha rueda sobre una base inestable y debe ser consolidada", dijo Mutko de visita en el estadio "no es nada inusual y el estadio estará listo para las competencias el mes entrante” apuntó.

Inspectores de la FIFA expresaron "inquietudes en torno a la cancha retráctil, a las vías de acceso y a las canchas de entrenamiento" durante una inspección realizada este lunes, según declaraciones del vicegobernador de San Petesburgo.

La construcción en el estadio comenzó hace una década, pero ha tenido que ser demorada en múltiples ocasiones y su costo ha aumentado pronunciadamente hasta los 690 millones de dólares. Otros problemas vinculados a la construcción del estadio incluyen investigaciones por denuncias de malversación de fondos, la muerte de ocho obreros y el despido de la empresa a cargo de la construcción.