Especial: Así jugó Real Madrid la Final de Champions League

Análisis hombre por hombre del Real Madrid, campeón de la Champions League 2015-2016

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MILAN, Italia, mayo. 28, 2016.- Así jugó el Real Madrid la final de la Champions League frente al Atlético de Madrid en San Siro:

Keylor Navas (6): El portero menos goleado de la Liga de Campeones, con tres tantos encajados en el camino al título, no tuvo que ser el salvador de otras ocasiones. Nada pudo hacer en el tanto de Carrasco y sus intervenciones se dieron ante remates sin potencia. Firme a dos tiros blandos en la primera parte y con su mejor parada a un disparo en fuera de juego de Griezmann. Estuvo extrañamente inseguro con los pies en varias acciones. En la tanda de penaltis se esperaba que brillase en una de sus especialidades pero no detuvo ninguno y fue Juanfran el que chutó al poste.

Dani Carvajal (6): Su llanto incansable camino del banquillo a los 51 minutos es una de las imágenes de la final. Se perdió gran parte de la cita como se perderá la Eurocopa con España. Realizó una entrada durísima a Griezmann a los 10 minutos que le costó la amarilla y le condicionó. Sin embargo estuvo firme defendiendo y se incorporó con más asiduidad al ataque que Marcelo, poniendo buenos centros al área.

Pepe (7): El centro de la defensa fue la zona más segura del Real Madrid, inconmensurable el portugués todo el encuentro, un seguro en el juego aéreo, luchando cada balón como el último y con una sola cosa que reprochar a su partido, el comportamiento en dos acciones simulando agresiones de rivales en dos enfrentamientos con Filipe y Carrasco que le dejan en mal lugar. Pudo costar caro su único error en acción del juego, cuando cometió un penalti absurdo al caer en la trampa de Torres y atropellarlo.

Zinedine Zidane se convierte en el primer técnico francés en ganar la Champions League.

Sergio Ramos (9): Acaba la temporada más irregular de su carrera, condicionada por una lesión del hombro y problemas de espalda, que quedan en nada con su exhibición defensiva en la final. Se crece en las grandes citas. Fue un muro, el líder del Real Madrid cuando peor lo pasó, y de nuevo tuvo el protagonismo del gol. El héroe de la Décima lo fue también de la Undécima con el tanto que rompía la final. También marcó su penalti de la tanda final y fue nombrado jugador mejor jugador del partido.

Marcelo (5): Estuvo desfigurado, sin ser el jugador que desestabiliza defensas con sus incorporaciones. De menos a más en la final, con apuros defensivos y más incorporaciones al ataque en la recta final, hasta que se lo permitió el físico para acabar rendido, sin poderse mover del césped cuando acabó la prórroga. Se rehizo para lanzar con calidad su penalti de la tanda.

Casemiro (8): Es la figura decisiva en el éxito madridista de la temporada. Su irrupción en el equipo y ser un fijo para Zidane ha disparado su crecimiento. Volvió a ser el ancla de Zidane, clave en el robo de balones, en las coberturas a los laterales, luchando por cada posesión y realizando buenas conducciones. Acarició el gol pero con todo a favor se encontró con Oblak. Su recital físico no le impidió acabar como uno de los jugadores más enteros.

Kroos (8): Fue posiblemente uno de sus mejores partidos en el Real Madrid. Tuvo personalidad en la lucha del centro del campo ante la presión del rival para imponer su calidad en la construcción, aguantando la pelota y jugándole siempre con criterio hasta que el Real Madrid desapareció ante el crecimiento de su rival. Fue cambiado por Zidane a los 72 minutos.

Modric (7): Ofreció un recital físico corriendo de punta a punta del campo, apareciendo en la pelea como en la creación de juego, condicionado por los metros que reculó su equipo según avanzó la final. Cuando hubo espacios los aprovechó para asistir la ocasión más clara de Benzema y hacer correr la velocidad de balón.

Bale (9): Fue el mejor del tridente ofensivo madridista, enchufadísimo al partido desde la primera acción, más colaborador en labores defensivas que nunca y lanzando ataques que midieron la velocidad de sus marcadores. Provocó dos faltas decisivas en el inicio de la final, en la ocasión más clara perdonada por Casemiro y la del gol de ramos. Estuvo siempre en las acciones de mayor peligro, pudo marcar pero siempre estrelló sus disparos en defensas rojiblancos y acabó como pudo, acalambrado en la prórroga tras no parar de correr los 120 minutos.

Cristiano Ronaldo (7): no fue una final brillante pero disfrutó de ser el lanzador final de la tanda de penaltis y marcar el tanto que sentenció el título. Intercambió posiciones con sus dos compañeros del tridente, apostó por la movilidad buscando el sitio donde desequilibrar y lo fue haciendo según iba acabando el duelo. Tuvo que esperar 78 minutos para disfrutar de su primera ocasión pero se topó con Oblak. Tuvo dos más que no definió como habitualmente.

Cristiano Ronaldo consigue su quinto título de goleo en Champions League; 'Chicharito' Hernández entre los artilleros de la temporada.

Benzema (6): fijó a Godín y Savic con su presencia en la zona del nueve pero no realizó ningún remate de peligro. Dejó un regate para el vídeo de mejores jugadas, sentando a Godín con un rápido movimiento. A los 70 minutos perdonó la sentencia de la final en un mano a mano ante Oblak en el que condujo en exceso el esférico y se cerró espacios en la definición. Fue sustituido a los 77 minutos agotado.

Danilo (4): no se esperaba su aparición en la final y se produjo por la mala noticia de la lesión de Carvajal. Simeone encontró en su lateral el punto que atacar y ubicó a Carrasco que le hizo sufrir todo el partido. Se rehizo en labores ofensivos, generando desequilibrio con sus incorporaciones al ataque.

Isco (8): necesitaba el Real Madrid pulmones en el centro del campo y Zidane dio entrada a Isco que devolvió el balón a su equipo. Sacó su calidad en los últimos metros, se asoció con sus compañeros con alto índice de acierto en los pases y sus apariciones generaron peligro de nuevo para un equipo que se había apagado con el paso del partido.

Lucas Vázquez (6): no le importó a Zidane que saliese de una lesión y fue la apuesta en el tercer cambio, por delante del colombiano James. Se pegó a la banda derecha Lucas e intentó generar peligro cuando el Real Madrid volvió a atacar. Ayudó a Danilo en defensa cuando su compañero pasaba momentos duros para frenar a Carrasco.