En Singapur reabren estadio y hacen prueba COVID a cada fan

El programa piloto permite 200 aficionados que van a un laboratorio al test nasal.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo

Singapur puso en marcha un programa piloto para la reapertura de estadios y decidió ingresar a 200 personas al duelo entre Tampines Rovers FC y Geylang International FC, con la novedad que cada aficionado debe pasar a una sala para un test rápido de COVID-19 que incluye la prueba nasal. Si sale negativo le entregan un papel con código escaneable y así entran a la grada.

En total permitieron a 150 aficionados del equipo local y 50 del visitante. El jefe de la secretaría general de la Federación de Futbol de Singapur, Gerard Christopher, señaló que esperan dar un paso adelante con esta iniciativa e incrementar de a poco el aforo en los inmuebles.

“Ahora, esto es básicamente una prueba y piloto para nosotros saber cómo vamos a traer a los aficionados al estadio. Aunque estamos comenzando con números pequeños, creo es un paso significativo que hemos tomado para poder regresar al público aquí. Esperamos que esto nos funcione, tan bien como a la larga fraternidad deportiva de Singapur, con un código en papel es como traeremos de vuelta a los fans al estadio”.

Chivas lanza estricto protocolo para la vuelta de la afición

La sana distancia y debidos protocolos para los asistentes después de la prueba de coronavirus es estricta, por ello, una aficionado al Tampines Rovers dijo que ya tenía muchas ganas de ver a su equipo y relató cómo fue esta nueva experiencia para ingresar al estadio.

“Vale la pena el esfuerzo, aunque da muchas cosquillas. Estaba nerviosa al principio porque fui la primera, pero estaba bien. No fue tan malo”.

En varios países del mundo han permitido la entrada a los estadios con aforos pequeños. En México, Chivas permitió a 5,000 personas asistir al Clásico Nacional contra América con protocolos de seguridad, sin embargo, solo Singapur ha implementado la prueba rápida que da mayor certeza sobre quiénes pueden o no entrar al inmuble.