En Italia el público empieza a regresar al futbol

7 meses después del COVID-19 ya se pudo tener acceso limitado de aficionados a un partido.

TUDN Y EFE
logo

En Italia los aficionados regresaron a un partido de fútbol y fue en el Estadio Ennio Tardini en el duelo Parma ante el Empoli de la Serie A tras la pandemia de coronavirus.

La normalidad parece que regresará poco a poco y en Italia ya pudieron regresar los aficionados a un estadio de futbol aunque de manera limitada, pudieron al menos 1000 fanáticos alentar a sus equipos desde las gradas.

El estadio Ennio Tardini de Parma fue la primera instalación de los clubes de la Serie A en abrir sus puertas después de que la pandemia de la COVID-19 interrumpiera el campeonato y que se tuviera que jugar a puerta cerrada el resto del torneo.

El encuentro amistoso entre el Parma y el Empoli fue el escenario para ello.

El 9 de febrero, con el Lazio como visitante fue la ultima vez que se recibieron aficionados.

El acceso se produjo con todas las medidas de seguridad sanitarias establecidas por las autoridades.

El Parma encontró la autorización de esta 'prueba' por parte del comité de orden público y de la seguridad de la Prefectura así como del grupo operativo de seguridad de la Jefatura de Policía local.

El millar de espectadores se dividieron en partes iguales en dos sectores diferentes, la tribuna Petitot y la Curva Norte. Las entradas se compraron por internet. El precio osciló entre los cinco y los diez euros. Cada una asignaba un asiento que debía ser ocupado por el titular del boleto.

Se comprobó la temperatura de cada aficionado a la entrada. En el caso de ser superior a 37,5 grados se les impidió el acceso y también se obligó al uso de la mascarilla cubrebocas, así como se prohibió que pudieran moverse por la grada.

Para el uso de los baños hubo un control con personal de vigilancia y el servicio de bar estuvo activo dentro de la normativa vigente.