En Colombia un equipo jugó con siete futbolistas por brote de Covid-19

El duelo entre Águilas Doradas y Boyacá no se suspendió por ordenes de la Dimayor, pese a estar incompletos.

ZARITZI SOSA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Insólito lo acontecido en la Primera División de Colombia, cuando un equipo tuvo que jugar con siete futbolistas en la cancha por brote de Covid-19.

Las Águilas Doradas se enfrentaban a Boyacá Chico, que dirige el mexicano Mario García, sin embargo, la Dimayor, organismo que regula el futbol de Colombia no quiso reprogramar el encuentro pese a las numerosas ausencias por la enfermedad.

El club de las Águilas informó que su plantilla tenía 16 casos positivos de coronavirus, más cuatro en el cuerpo técnico y agregando las siete bajas por lesión, sin embargo, no tenían más elementos disponibles más que siete futbolistas.

A través de las redes sociales, anunció el equipo antioqueño en un comunicado su inconformidad porque la Dimayor se rehusó a reprogramar el juego de la fecha 18 y tuvieron que salir al campo con siete jugadores, en el que hasta el portero suplente se presentó como defensa para evitar perder el juego en la mesa.

En el protocolo previo al encuentro, las Águilas saltaron a la cancha con dos pancartas, en donde expresaban “Primero la vida” y una más con la el mensaje “#JuegoLimpio”.

Debido a que el equipo de Boyacá se está jugando la permanencia en la Primera División, es que decidió llevar a cabo el encuentro con los once futbolistas.

El encuentro terminó al minuto 79', esto cuando el marcador se encontraba 3-0 a favor de Chico, pero Giovanny Martínez de las Águilas Doradas no pudo continuar por lesión y el reglamento solo permite mínimo siete futbolistas para que se lleve a cabo.