DT de Colombia defiende a Villa, acusado de golpear a su mujer

Queiroz justificó convocar al jugador de Boca Jrs. y dijo que solo le importa lo deportivo.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo

El técnico de Colombia, Carlos Queiroz, entró en una polémica fuerte por el caso de violencia de género en que Sebastián Villa está inmiscuido , pues lo convocó a la pre lista de la selección para los duelos eliminatorios rumbo a Qatar 2022. Recalcó que no le iporta otra cosa que el desempeño deportivo del futbolista.

“Bajo el punto de vista profesional y deportivo, lo que me concierne, la situación es clara: si el jugador colombiano tiene la aptitud y lo llamamos porque nos gusta, si está listo para jugar con Boca Juniors en Argentina y lo hace bien, es un jugador que que estaría en nuestro radar. Cualquier rumor extra no me concierne. No soy juez de la corte. Lo que se hable e insinúe no significa nada para mí. Lo importante es lo que puede mostrar en la cancha. Si está listo para jugar en Boca Juniors, está listo para Colombia”.

Una reportera le dijo a Queiroz que la selección es una institución que promueve valores y deben hacer algo contra la violencia de género, no solo llamarlos atletas, y el estratega respondió fuerte ante el cuestionamiento.

“Bien… Yo no soy la institución. Ella puede preguntarle a las instituciones. Lo que puedo decir es que, si todos los hombres que reciben golpes de mujeres fueran a la prensa a hablar sobre eso, el mundo estaría jodido”.

Sebastián Villa, acusado de presentar pruebas falsas

Hace unos meses, Sebastián Villa fue acusado por su novia de haberla golpeado. Las fotos con sangre en la cara fueron reveladas, incluso, tuvo problemas el jugador para seguir con Boca Juniors, pues la justicia le impedía salir de Argentina mientras estuviera la investigación.

Después de 239 días desde su último duelo ante Newell`s, Boca Juniors permitió a Villa volver a jugar, a pesar de seguir abierto el caso. Villa en su momento refirió chantaje por parte de Daniela Cortés, su expareja, pero las fotografías demostraban lo contrario y por eso no hay una sentencia todavía.