¡Un equipo de Tercera arruina la temporada perfecta del City!

Manchester City es eliminado de la Copa FA por Wigan con derrota de 1-0 y ya no aspira a cuatro títulos en la temporada

REDACCIÓN
logo

El Wigan, de la tercera categoría del futbol inglés, protagonizó la gran sorpresa de los octavos de final de la Copa FA de Inglaterra, al eliminar de la competición al todopoderoso Manchester City de Pep Guardiola (1-0).Una diana del delantero norirlandés Will Grigg a once minutos para la conclusión permitió al Wigan vivir otro cuento de hadas, con un desenlace más inesperado dada la diferencia existente ahora entre el líder de la Premier League y el modesto conjunto de la Tercera División inglesa.Distancia sideral que apenas tardó en plasmarse siete minutos, el tiempo que tardó el City en disponer de dos clarísimas ocasiones para inaugurar el marcador.Pero ni el argentino Sergio "Kun" Agüero, que envió por encima del travesaño un centro medido del portugués Bernardo Silva, ni el alemán Ilkay Gündogan, que se estrelló con el portero local Christian Walton, supieron acertar.Este lunes el City, máximo goleador del campeonato inglés, no mostró su contundencia habitual, lastrado unas veces por la falta de puntería, como en los casos del brasileño Fernandinho o Gündogan, y otras por el buen hacer del guardameta Walton, que repelió con una soberbia parada otro remate de Agüero.Los problemas se agravaron para los de Pep Guardiola con la expulsión en el tiempo de compensación del primer período de Fabian Delph, tras una durísima entrada.La inferioridad numérica no aplacó la voracidad ofensiva del City en la segunda mitad, en la que los visitantes arrinconaron a un Wigan que apenas pudo pasar del centro del campo.Pero eso fue suficiente para el Wigan, que no desaprovechó su única ocasión de todo el segundo tiempo para firmar el definitivo 1-0 a los 79 minutos.Con un certero remate cruzado Will Grigg superó al portero chileno Claudio Bravo para dar el triunfo y la clasificación a un Wigan que, pese a tener que refugiarse sobre la línea de gol en los minutos siguientes, logró resistir el acoso final del Manchester City.