Empate amistoso

Con goles de Davy Klassen y Yannick Carrasco, Holanda y Bélgica empatan en partido amistoso de cara a las eliminatorias rumbo a Rusia 2018

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

AMSTERDAM, Holanda, nov. 9, 2016.- Bélgica no logró culminar la remontada ante una Holanda que se adelantó en el marcador con un penalti transformado por Davy Klaassen y que fue contrarrestado con el gol del jugador del Atlético de Madrid Yannick Carrasco, en la segunda mitad.

El partido comenzó con claro dominio belga, que controló la posesión y jugó gran parte del tiempo en campo contrario. Sin embargo, y a pesar de la gran movilidad de Carrasco y Hazard entre líneas, el equipo belga evidenció la falta de un delantero centro que generara ocasiones claras de gol.

Bélgica presionaba la salida de balón provocando continuas pérdidas y un juego poco fluido en los holandeses. Además, Holanda sufrió las lesiones del centrocampista Sijn Schaars y del delantero Jansen, que tuvieron que ser sustituidos en la primera parte por Jordy Clasie y Bas Dost, respectivamente.

La primera gran ocasión la tuvo el centrocampista belga Mertens , quien remató de cabeza un excelente centro de Kevin De Bruyne que se marchó ligeramente por encima del larguero.

A pesar del control belga, fue Holanda la que se adelantó en el marcador gracias a un claro penalti cometido por Jan Vertonghen, que agarró dentro del área a Lens cuando éste se disponía a disparar a puerta.

El penalti, transformado por el centrocampista del Ajax Davy Klaassen, fue la primera aproximación del conjunto holandés sobre la portería de Mignolet.

En la segunda parte, Carrasco se echó al equipo a la espalda y provocó la jugada que podría haber significado el segundo penalti de la noche y el empate de su equipo. Tras marcharse de dos rivales, Carrasco fue derribado dentro del área pero el árbitro señaló equivocadamente que la falta había sido fuera de la misma.

Con la entrada de Romelu Lukaku, el conjunto belga aumentó el asedio sobre la portería holandesa y gozó de claras ocasiones para conseguir el empate.

Sin embargo, fue Holanda quien tuvo la oportunidad de sentenciar el partido en el minuto 74 en una rápida contra conducida por el lateral del PSV, Joshua Brenet, cuyo disparo se marchó ligeramente desviado.

El premio al dominio belga llegó en la jugada más inesperada, a través de un disparo lejano de Carrasco, que tras rebotar en un defensa, acabó en el fondo de las mallas sin que Stekelenburg pudiera hacer nada.

Espoleados por el gol, el equipo belga buscó la remontada final hasta el último minuto y estuvo a punto de lograrlo en el minuto 85, con una magnífica pared entre Lukaku y Hazard que desbarató el portero con una gran estirada.

El partido supuso una prueba de sistema fallida para Roberto Martínez, que difícilmente se verá repetida en el partido de clasificación para el Mundial del próximo domingo, contra Estonia.

Por su parte, el conjunto holandés se enfrentará a la débil selección de Luxemburgo en busca de remontar el vuelo tras un mal inicio de la clasificación.

La anécdota del partido la protagonizaron Eden Hazard y su hermano Thorgan, que coincidieron por primera vez en el campo como jugadores de la selección belga.