Cristiano pide respeto en Italia

Cristiano Ronaldo defiende a Koulibaly por actos racistas durante el juego entre en Napoli y el Inter en el Giuseppe Meazza

AGENCIA
logo

Cristiano Ronaldo salió a la defensa de Kalidou Koulibaly después de que el defensor del Napoli, quien fue objeto de cánticos racistas durante el duelo ante el Inter de Milán.El astro portugués publicó en Instagram una imagen en donde aparece defendido por Koulibaly en un duelo entre el Napoli y la Juventus a principios de esta temporada. Al lado de la fotografía, Ronaldo añadió el mensaje: "En el mundo y en el fútbol siempre debe haber educación y respeto. ¡No al racismo o a cualquier tipo de insulto y discriminación!".

Ver esta publicación en Instagram

Nel mondo e nel calcio Ci vorreberro sempre educazione e rispetto. No al razzismo e a qualunque offesa e discrimination!!!

Una publicación compartida por Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Aficionados del Inter dirigieron sonidos de mono hacia Koulibaly durante todo el encuentro del miércoles en el Estadio de San Siro de Milán. El senegalés salió expulsado a los 81 minutos después de recibir dos tarjetas amarillas de inmediato, la segunda después de aplaudirle al árbitro en forma sarcástica por haberlo amonestado.Minutos antes Koulibaly había despejado un disparo del argentino Mauro Icardi sobre la línea de gol. Sigue de cerca toda la actividad de la Liga de Italia. Al concluir el encuentro, el técnico del Napoli Carlo Ancelotti amenazó con retirar a sus jugadores del campo la próxima vez que haya cánticos racistas contra alguno de sus elementos. Ancelotti solicitó en varias ocasiones que se suspendiera el encuentro del miércoles y que se les anunciara a los aficionados que eso sucedería, pero no se tomó ninguna medida.Koulibaly publicó en Twitter su orgullo de haber nacido en Francia de padres senegaleses."¡Lamento la derrota y en especial haber abandonado a mis hermanos! Pero estoy orgulloso del color de mi piel. De ser francés, senegalés y napolitano: un hombre", escribió.El de Koulibaly es tan solo el más reciente incidente de racismo en el fútbol italiano.En abril de 2017 Sulley Muntari salió del campo en respuesta a los cánticos racistas. El mediocampista del Pescara abandonó enfurecido la cancha después de intentar infructuosamente que el árbitro suspendiera el duelo ante el Cagliari.