Surgen escándalos tras avionazo

La Conmebol niega relaciones con aerolínea LaMia, responsable de accidente del Chapecoense; en Brasil investigan negocios turbios de la empresa

logo

ASUNCIÓN, Paraguay, nov. 30, 2016.- La Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) negó que influya entre los clubes de sus diez países asociados sobre la contratación de medios de transporte al salir al paso a versiones de que la entidad promovía a la empresa cuyo avión se accidentó en Colombia con la plantilla del Chapecoense a bordo.

"Entre las actividades de organización logística que la Confederación gestiona para realizar los torneos, no está incluida la coordinación de ningún tipo de transporte (aéreo, terrestre o marítimo), así como tampoco la recomendación de proveedores de ningún tipo, por lo que desmiente los rumores que están circulando en los medios en estos momentos de tanto dolor", dice el comunicado.

"En medio de los trágicos acontecimientos que enlutan al futbol, la Confederación Sudamericana de Futbol, en consideración con las familias de las víctimas y los heridos, invita a esperar con prudencia los resultados de las investigaciones oficiales que se encuentran en curso para evitar especulaciones sobre las causas del accidente aéreo", añadió la entidad en su pronunciamiento.

Publicidad

La tragedia del vuelo chárter de la empresa boliviana LaMia dejó 71 personas muertas, entre ellos 19 jugadores del club brasileño Chapecoense, que este miércoles jugaría en Medellín el partido de ida de la Final de la Copa Sudamericana frente al Atlético Nacional colombiano.

Seis personas sobrevivieron, tres jugadores, un periodista y dos miembros de la tripulación.

En el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y nueve tripulantes.

Publicidad

Según informaciones divulgadas tras el accidente, ocurrido la noche del lunes cerca de Medellín, la empresa Lamia ha transportado a las selecciones de Argentina, Bolivia y Venezuela, así como a los clubes bolivianos The Strongest, Blooming, Oriente Petrolero y Real Potosí, el Olimpia Paraguayo, el Atlético Nacional y el Chapecoense.

Por otra parte, la compañía aérea boliviana LaMia, dueña del avión siniestrado que se cobró la vida de 71 personas el pasado lunes, sirvió para llevar a cabo una serie de operaciones turbias en Venezuela, informaron medios locales en Brasil.

La compañía fue fundada en Venezuela en 2010 por el exparlamentario venezolano Ricardo Albacete Vidal, quien registró la empresa como una compañía de ciencia y tecnología para poder así beneficiarse de la influencia del Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez de cara a la obtención de inversiones procedentes de China, según publicó el diario brasileño Estadão.

De acuerdo con esta publicación, la operación contó con el beneplácito del ya fallecido presidente, que buscaba estimular de esta manera la economía del país.

La compañía, que en un principio tenía su razón social en el estado de Mérida, pasó en 2013 a operar desde la región de Nova Esparta antes de transferir definitivamente su flota a Bolivia, donde se creo una compañía nueva, LaMia Bolivia.

En el país andino se unió como socio el piloto de la aeronave siniestrada este lunes en las proximidades de Medellín, Miguel Quiroga, un exmiembro de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que trabajó en Venezuela antes de participar en la fundación de la compañía en Bolivia.

Publicidad

Mientras tanto, Albacete Vidal se traslado a España, donde comenzó a hacer negocios con Sonangol, un empresa china con intereses en el sector del petróleo y con sede en Angola.

Según la información divulgada en Brasil, Albacete reconoció en una entrevista realizada en 2011 haber hecho negocios con el empresario chino Sam Pa, quien fue detenido el año pasado por las autoridades del gigante asiático, acusado de corrupción.