Concacaf dio el triunfo a Infantino

Los votos de Concacaf en la segunda ronda fueron decisivos para el triunfo de Gianni Infantino, nuevo presidente de FIFA

REDACCIÓN
logo

ZÚRICH, Suiza. Feb. 27, 2016.- En unas elecciones a la presidencia de la FIFA que ganó sorpresivamente Gianni Infantino en una segunda vuelta, los 35 votos con que contaron los delegados de la CONCACAF se revelaron de lo más valiosos para el triunfo final del candidato suizo.

El hombre encargado de liderar el gran cambio del máximo organismo del futbol mundial necesitó el máximo apoyo posible de los 207 votantes totales en la ronda supletoria, y encontró los 115 suficientes como para ganar los comicios, buena parte de ellos procedentes de la Confederación de Centro y Norte América y el Caribe.

Infantino tuvo 88 votos en la primera vuelta frente a los 85 del Jeque Salman, de Bahrein, que era considerado el favorito en la previa; mientras que el Príncipe Alí de Jordania recaudó 27 y el francés Jerome Champagne, siete. Pero la segunda votación evidenció el cambio de rumbo y nuevo impulso a Infantino, ya que Alí solo contabilizó cuatro papeletas y Champagne ninguna. La mayoría fueron a parar a la candidatura del suizo.

La influencia de la CONCACAF en el nombramiento del nuevo mandamás de la FIFA fue pues, considerable; sobre todo teniendo en cuenta de que el organismo sigue con su propia presidencia vacante, pendiente de celebrar elecciones en mayo para decidir un nuevo líder que maneje su renovación, tras una convulsa etapa marcada por los casos de corrupción.

Infantino también tiene la titánica tarea de capitanear a la FIFA en medio de la tormenta de las investigaciones criminales en Estados Unidos y Suiza, que pusieron en marcha la caída de su antecesor, Joseph Blatter, y los tres últimos presidentes de la Conmebol y la CONCACAF, que acabaron siendo encarcelados o acusados en casos de corrupción.

Infantino hizo gala de su dominio de los idiomas en su discurso antes de la votación, cuando soltó un guiño a las confederaciones latinoamericanas, hablando parcialmente en español y reiterando su compromiso a financiar esos programas de desarrollo.

"El mundo tiene que agradecer a Sudamérica lo que da la a FIFA. La Conmebol es la confederación más pequeña en número, pero en futbol es la más grande", opinó. "Tenemos que seguir trabajando por el futbol sudamericano. CONCACAF tiene federaciones pequeñas y grandes, con diferentes niveles. La FIFA no tiene que frenar, tiene que estar allí", puntualizó.