Cavani supera a Messi y CR7

Edinson Cavani, con 11 tantos, es el delantero que más goles acumula en las principales Ligas europeas

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

PARÍS, Francia, oct. 3, 2016.- Ni Lionel Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni Sergio Agüero. El uruguayo Edinson Cavani, del París Saint-Germain, es hoy el delantero más prolífico de los principales campeonatos europeos: 11 goles en 9 partidos, un tanto cada 62 minutos.

Después de unos inicios titubeantes, "El Matador" ya huele la sangre. En los últimos seis partidos (cuatro del campeonato galo y dos de Liga de Campeones), acumula diez dianas, registro que acalla a los críticos que le echaron en cara su desacierto en los tres primeros encuentros oficiales (un solo gol).

Hoy es el artillero destacado en Francia, con ocho goles en otras tantas jornadas, y además comparte el podio anotador en Champions con Agüero, Messi y el polaco Arkadiusz Milik (Nápoles), todos con tres.

Este fin de semana, en la octava jornada de la Liga ante el Burdeos, Cavani (Salto, 1987) redondeó su excelente racha con dos goles frente al Girondins de Burdeos (2-0).

A ellos se unen los cuatro al Caen (0-6) y otro al Dijon (3-0). En las últimas semanas, solo se quedó en blanco ante el Saint-Etienne (1-1) y en la derrota frente al Toulouse (2-0).

Mientras, en la Liga de Campeones, sumó ante el Arsenal (1-1) y dos contra el búlgaro Lugodorest (1-3).

Aunque marcó ante el Arsenal, el atacante uruguayo tuvo que lidiar con duros reproches por haber fallado cuatro clarísimas ocasiones. "Asumo mis responsabilidades, porque he sido yo quien ha tenido las ocasiones más claras, pero eso es el futbol", terciaba entonces el jugador.

"El Matador", que comparte apodo y melena indómita con Mario Alberto Kempes (legendario jugador argentino de los 70 y 80), ha soportado además una presión mayor esta temporada, una vez que el carismático sueco Zlatan Ibrahimovic partió a Manchester.

Pero Cavani se ha recompuesto no solo con goles sino también con entrega. Las paces con la hinchada del PSG están cada vez más cerca.

Algunos "supporteurs" parisinos se habían distanciado del delantero ya la temporada pasada, cuando se agrietó la relación con el entonces entrenador, Laurent Blanc, que le colocaba escorado en la banda. La fama de huraño del uruguayo tampoco le había ayudado a conquistar apoyos dentro del vestuario.