Advierten que están mejor físicamente

Luis Enrique espera sentenciar la Liga española lo antes posible; este domingo Barcelona visita al Villarreal

REDACCIÓN
logo

BARCELONA, España. Mar. 19, 2016.- El técnico azulgrana Luis Enrique Martínez ha ensalzado al rival del Barcelona, el Villarreal, cuarto clasificado y todo un matagigantes en El Madrigal, donde han caído por ahora todos los equipos que compiten por estar el año que viene en la Liga de Campeones".

"El Villarreal es uno de los mejores equipos de la Liga. Juegan de memoria, se asocian continuamente y dominan el entramano defensivo. Es de los mejores equipos de la Liga", ha reiterado el entrenador azulgrana, que mañana pretende repetir fortuna en El Madrigal, donde los barcelonistas han firmado cinco victorias y un empate en las últimas seis visitas.

Luis Enrique ha reconocido que Andrés Iniesta tiene unas pequeñas molestias, pero que su convocatoria o no, no estará sujeta a la baja del manchego para los amistosos de la Selección.

"No me gusta arriesgar, y con Andrés, aún menos. Tiene ligeras molestias y hoy lo valoraremos tras el entrenamiento. Pero no es nada importante", ha admitido.

Se ha alegrado por la reaparición de Rafinha, quien esta semana ha recibido el alta médica, y ha dicho que dependerá del seleccionador del Brasil, si el centrocampista finalmente va a los Juegos Olímpicos, opción que no ha descartado porque, ha recordado, ha sido un habitual.

Sigue creyendo que a pesar de la cómoda ventaja de ocho puntos con el Atlético de Madrid, a falta de nueve jornadas para el final, "hay que rematar" y trabajar mucho aún en la Liga.

"Todo está cerca, pero todo está aún por decidir", se ha referido cuando ha enumerado los torneos en los que participa el Barça y sus opciones en todos ellos.

Cree, por tanto, que a estas alturas del curso "el ritmo de partidos empieza a pesar para todos" y que al Barça sólo le queda un camino, que no es otro que el mantener "la misma mentalidad", y pensar sólo "en el partido de mañana, y ya iremos viendo cómo se van desarrollando" el resto de acontecimientos.

Se ha alegrado por la convocatoria de Sergi Roberto con la Selección, para los dos amistosos de España, y le ha animado a que aproveche la oportunidad, expulsándose cualquier responsabilidad de que la llamada del azulgrana se debiese a que hace unos días dijese que él se lo llevaría a La Roja.

Finalmente, ha vuelvo a subrayar que -"sin que sea matemático", ha precisado", dispone de datos que confirman "que el equipo llega al final del campeonato mejor físicamente que el año pasado", y ha admitido que actuará "con naturalidad" frente a la situación de apercibimiento de sanción por parte de Luis Suárez, quien si ve una amarilla no podrá jugar dentro de dos fines de semana el clásico en el Camp Nou contra el Real Madrid.