A Argentina le falta suerte

Ezequiel Garay asegura que a la Selección de Argentina solamente le falta suerte para lograr un gran título

REDACCIÓN
logo

LISBOA, Portugal, Feb. 17, 2016.- El argentino Ezequiel Garay, central del Zenit San Petesburgo, juzgó que a su selección solo le falta "suerte" para poder levantar un gran título y recordó que jugaron dos finales consecutivas (Mundial del 2014 y Copa América del 2015).

"Ojalá (ganemos la Copa América del 2016). Argentina se lo merece por todo lo que conseguimos y por los jugadores que tiene. Nos falta suerte, porque llegamos a dos finales en un mismo año y eso es muy difícil", declaró a EFE "El Negro" Garay, titular tanto en el Mundial 2014, como en la Copa América del 2015.

El excentral del Real Madrid, que perdió anoche en Lisboa al servicio del Zenit ante el Benfica en la ida de los octavos de final de la Champions League (1-0), también habló sobre el capitán de Argentina, Lionel Messi, y su penalti polémico lanzado el pasado domingo ante el Celta de Vigo.

"Está al alcance de pocos. Solo lo pueden hacer esa clase de jugadores,  es totalmente legal el penalti", refirió el defensa, en relación al penalti indirecto cobrado por Messi y culminado por el uruguayo Luis Suárez.

Garay, de 29 años, analizó la derrota de anoche ante el Benfica, su equipo entre el 2011 y 2014, año en el que se traspasó a su actual club Zenit.

"Teníamos controlado el partido. Ellos solo crearon una situación de gol. Y nada más. Nosotros intentamos buscar un resultado positivo para nosotros. El cero a cero era positivo, pero en el último minuto nos hicieron el gol" (autoría del brasileño Jonas), lamentó.

"No tener durante tanto tiempo partidos oficiales se nota, más en una eliminatoria de 'Champions' y ante un gran equipo como el Benfica", justificó el zaguero, en alusión a los más de dos meses que el Zenit no compite por el parón invernal de la liga rusa.

El Zenit de San Petesburgo tiene la intención de remontar el 1-0 en contra en su estadio el próximo 9 de marzo, cuando se medirá al Benfica, en la vuelta de los octavos de final del máximo torneo continental.