Analiza Chapecoense demandar a aerolínea

El equipo Chapecoense estudia tomar medidas judiciales contra la aerolína Lamia

REDACCIÓN
logo

CHAPECÓ, Brasil, Nov. 30, 2016.- El Chapecoense estudiará tomar medidas judiciales contra la aerolínea Lamia cuando concluya la repatriación de los fallecidos de la plantilla y el posterior velatorio que se celebrará en el estadio Arena Condá de Chapecó, informaron hoy fuentes del club.

"Hoy estamos centrados en la cuestión humanitaria, de las familias y de las víctimas. En un segundo momento nos vamos a tener que parar para pensar en la reestructuración del equipo y también en las medidas judiciales", dijo en una rueda de prensa el vicepresidente jurídico del Chapecoense, Luiz Antonio Palaoro.

En la noche del lunes, el avión de la aerolínea boliviana Lamia que transportaba a la plantilla del equipo brasileño para disputar la ida de la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional, se estrelló y provocó la muerte de 19 jugadores, así como el cuerpo técnico, gran parte de la directiva y 21 periodistas.

El aparato, un Avro Regional RJ85, que llevaba 77 personas a bordo, "se declaró en emergencia" a las 22.00 hora local (03.00 GMT del martes) por fallas eléctricas y falta de combustible cuando se aproximaba al Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín.

"Todavía no tenemos nada. Las autoridades bolivianas junto a las brasileñas están llevando a cabo las investigaciones. Eso (las medidas judiciales) dependerá de la investigación oficial. Ahora sola hay suposiciones", agregó. 

Chapecoense espera jugar último partido con juveniles

El presidente interino de Chapecoense dijo que el club espera jugar su último partido de la temporada de la liga brasileña con futbolistas de su plantel juvenil.

Diecinueve jugadores del club fallecieron el lunes cuando el avión en el que viajaban a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana se estrelló en una montaña a las afueras de Medellín. Tres jugadores sobrevivieron, pero están hospitalizados.

Ivan Tozzo dijo el miércoles a la prensa que el presidente de la Confederación Brasileña de Futbol, Marco Polo Del Nero, le informó que pueden disputar el partido.

Tozzo indicó que Del Nero le dijio "que el partido se tiene que jugar. Tiene que haber una gran ceremonia".

La CBF decretó siete días de luto. La última fecha del campeonato brasileño está programada para el 11 de diciembre.