Xavi Sol | Futboleros en Cuarentena

Además de repeticiones, videojuegos y challenges está nuestro amigo redondo, un balón.

logo

¿Quién diría que la tensión que se vive en 90 minutos de un partido de fútbol podría asimilarse a la de pasar un mes en casa sin poder salir de ella?

La cuarentena la vive cada quien a su manera. Están los que la sufren, los que la gozan, los que alientan y los que todo el tiempo se lamentan.

Los radicales, los pasionales, los puristas, los intelectuales. Los que todos los días se ponen la camiseta y defienden al equipo a muerte.

Están los pecho frío, los que van contra la corriente, los que ni se enteraron de qué lado juegan. En fin, hay de todo.

Publicidad

La nostalgia nos pega a fondo a los futboleros de corazón. Ante la falta de un espectáculo en vivo, tanto en redes sociales como en diferentes canales de televisión hay repeticiones de partidos, goles y grandes atajadas.

Recuerdos mundialistas, de ligas, de Copas, de selecciones, de la Champions. El menú es muy completo, para todos los gustos y edades. Sin embargo, para el futbolero no es suficiente, hay que buscar más.

Los videojuegos son otro gran escaparate, simular es divertido sobretodo con las actualizaciones, la gran realidad virtual, todos los grandes equipos del mundo al alcance, increíbles gráficos, movimiento y parecidos. Además, con el toque especial: retar a los amigos en línea.

Puedes comenzar un campeonato desde cero, ganarlo una y otra vez, subir de nivel y lograrlo de nuevo. Sin embargo pasan los días y las horas y de pronto quieres apagar la consola y explorar más.

Publicidad

Entre otras cosas también están los retos y los famosos “challenges”. Miles de aficionados y jugadores han dominado hasta el papel de baño para entretenerse con dinámicas caseras al alcance de todos.

Otra gran opción para el futbolero esta detrás de las puertas del armario. Es tiempo de sacar las camisetas que tanto tiempo llevan ahí guardadas. Unos jerseys cuidados como auténticas reliquias o tesoros, mientras que otras playeras marcan las huellas de la batalla al ser las regulares, durante las cascaras, retas, gimnasio o partido de la semana. En este caso, tómate una buena selfie o simplemente que las camisetas posen solas, tómales una foto y compártelas en redes.

Otra dosis futbolera que puedes regalarte son los juegos de mesa o apps de trivias. Los rompecabezas son una gran opción. Pon a prueba tu intelecto para demostrar que eres un master en fútbol.

Desempolva esos libros que tienes en tu futbología, siempre hay uno nuevo que leer, retomar o estrenar. Un auténtico futbolero tiene al menos 5 libros en casa.

Cuando le hayas dado vuelta a todo y te preguntes, ¿y ahora qué? La mejor opción terminará siendo el balón de fútbol mismo.

Ese amigo redondo y solitario que vive en un rincon de la casa.

Ese incondicional que siempre te acompaña.

Ese que no te juzga y siempre está ahí para soportarte.

Publicidad

El que te acompaña a que te desahogues, el que soporta para que lo golpees para que saques todo el estrés.

Ese que te pone a ejercitarte, a sudar y a activarte.

Ese que al hacer algún truco, dominada o magia te sacará una sonrisa y subirá el autoestima.

El balón no conoce edad, religión, clase social o género, le da igual cómo vistas.

Le gusta hacer amigos y te ayuda a conectar con cualquier amigo o desconocido.

Ese balón que puede ser tu compañía para regalarte a diario esa chispa de alegría.

Son muchas cosas y todo estará el alcance de una cuarentena. Opciones hay muchas.

Lo importante es mantenerse siempre animados, activos y positivos.

Publicidad

Mantenerse inspirados e inspirar.

Saludos a todos y que sea un buen mes.

La comunicación siempre abierta:

En Twitter e Instagram : @xavisol_