Raúl Méndez | El Presidente de la Séptima

Lorenzo Sanz regresó el prestigio al Real Madrid antes de la era de los Galácticos.

logo

Se fue Lorenzo Sanz, víctima de la pandemia que nos azota.

Pasó a la historia como el presidente que llevó a Real Madrid de vuelta a la élite europea.

Publicidad

El de la Séptima. De aquellos cinco campeonatos en el arranque de la entonces llamada Copa de Europa sólo volvió a ganar la edición de 1966, muy recordada, por cierto, porque lo hizo sólo con españoles.

Desde entonces transcurrieron 32 años para que Real Madrid levantara la Orejona a color y lo hizo hasta la gestión de Sanz.

Publicidad

Antes del establecimiento de la UEFA Champions League como hoy se conoce, el formato era de eliminatorias a ida y vuelta sin grupos. La suerte determinaba los cruces entre los campeones de cada liga. De ahí que durante los años 80, el Madrid de la Quinta del Buitre y la de los Machos tropezara con el Milan de Arribo Sacchi dos veces y el PSV de Guus Hiddink antes de alcanzar la final.

Sanz sucedió al célebre Ramón Mendoza en la presidencia del club blanco en 1995.

Como parte de su proyecto llegaron Pedrag Mijatovic, Davor Suker, Roberto Carlos, Clarence Seedorf, Bodo Ilgner y Christian Panucci para apuntalar la base que comandaban Fernando Hierro, Fernando Redondo y el novel Raúl González.

En el banquillo Jupp Heynckes. El tozudo alemán poco citado entre los entrenadores más influyentes de nuestro tiempo.

Publicidad

Fue aquella final de 1998 en Amsterdam en la que vencieron con gol de Mijatovic a la Juventus, la de Zinedine Zidane que no pudo coronarse en la Champions.

Hablar de ambas entidades en la historia de la competición es sinónimo de poder y dinero en común pero no de gloria compartida. Real Madrid es el máximo ganador del certamen, la Vecchia el gran perdedor de la misma.

Pedja jugó lesionado y en la noche previa Fernando Sanz, el hijo del presidente y compañero de habitación del balcánico, le vaticinó que marcaría el gol de la victoria. Por eso en el festejo sale corriendo hacia la banca para fundirse en un abrazo con el defensa central, lo cual nunca se vio en la transmisión que enfocaba hacia los aficionados extasiados en las tribunas.

Todavía dos años más tarde, ya con Vicente del Bosque en la banca, sumarían la Octava a costa del Valencia.

Publicidad

Terminaría la gestión de Sanz y comenzaría la de Florentino Pérez en la presidencia de Real Madrid.

Fue quien recuperó el prestigio de la entidad antes de la Segunda Era de los Galácticos con Florentino.

Hasta la próxima semana y cuídense, por favor.