Iván Kasanzew | Salió a la cancha el mejor equipo del mundo

Los mejores partidos se juegan en casa; 'jugamos' el partido más importante de nuestro tiempo.

logo

Debido a la pandemia del coronavirus, el fútbol se ha suspendido por tiempo indefinido en la mayoría de las ligas del mundo y nadie puede decir a ciencia cierta cuándo se reanudará.

Nunca en nuestro tiempo creíamos que estaríamos viviendo una situación como esta, gente infectándose a diario en diferentes partes del mundo y perdiendo la vida, los hospitales sin dar abasto y sin un tratamiento o una vacuna a la vista.

La imagen de grandes ciudades, como Nueva York, convertidas en "pueblos fantasmas" inspiran miedo y mucha ansiedad y es entendible.

Muchos en casa protestan el obligado aislamiento, algo que es vital para no contagiarse y no terminar contagiando a los demás.

Publicidad

Esto también se puede ver como un partido, en el partido más importante de nuestro tiempo donde debemos derrotar a la muerte que nos toca la puerta.

Pero el partido hay que jugarlo con inteligencia. Cuando se enfrenta a un enemigo "desconocido" hay que hacerlo con astucia.

Si no sabes si el delantero es rápido o es fuerte o habilidoso, hay que observarlo para saber cómo marcarlo y contrarrestarlo para que no termine anotando el gol.

En el caso del coronavirus recién ahora estamos conociendo sus características y ya tenemos cierta información para saber cuál es la mejor defensa.

Publicidad

Ese virus es tres veces más contagioso que la influenza dicen los expertos; ataca el sistema respiratorio y es más letal en personas de la tercera edad y en aquellos que tienen debilitados sus sistemas inmunológicos por diferentes enfermedades como puede ser el cáncer, la diabetes y el VIH, etc.

Otro aspecto importante es que hay gente contagiada que es asintomática y que puede contagiar sin darse cuenta a otras personas.

Por eso el aislamiento es fundamental. Ahora, somos muy afortunados de tener a los verdaderos héroes de nuestro tiempo: los médicos y las enfermeras y todo el personal que tiene que trabajar en estos tiempos de infección masiva.

Ellos son los que diariamente exponen sus vidas y muchas veces sin las herramientas necesarias.

Es importante resaltar que, al igual que nosotros, son padres, madres, esposos, hijos, y trabajan 12 o más horas diarias exponiéndose para atender a gente que ni siquiera conoce, y que posiblemente nunca conocerá.

Ellos son el mejor equipo del mundo. Un mundo que nos está enseñando muchas cosas pero creo que hay algo que resalta sobre todo lo demás.

Mas allá del dinero, de los lujosos autos y de las vacaciones de ensueño, hay algo que nadie puede comprar y es la salud.

Nuestro tiempo en este planeta es tan incierto como limitado. Hoy y siempre los mejores partidos deben jugarse en casa, rodeado con la gente que uno ama.

Publicidad