Adriana Terrazas | Irán al grito de "Sahar Khodayari"

La aficionada se prendió fuego antes de ser encarcelada por querer ingresar a un estadio. Hoy entraron 4 mil.

logo

Hoy muchos se quedan con la imagen de celebración de 4 mil mujeres que por primera vez en su historia pudieron ingresar a un estadio de futbol, pero poco se habla de lo que tuvo que pasar para llegar ahí.

La realidad es que pese a un acuerdo inicial en septiembre, el gobierno iraní no ofreció entrada igualitaria a mujeres. Limitó la venta de boletos a cerca de 4 mil no sin antes enrejar la zona a la que estaban designadas.

Fotógrafas no fueron acreditadas por miedo a que fueran a mostrar imágenes incómodas.

Publicidad

Más allá del hecho histórico (pese a reducido), el momento más emblemático se dio cuando las aficionadas entonaron el nombre de Sahar Khodayari, la principal razón por la que estaban ahí.

Sahar Khodayari, apodada 'Blue Girl' por el color que porta su equipo, iba a ser encarcelada por salir al público sin hijab, acto que realizó por tratar de ingresar a un estadio disfrazada de hombre. Antes del juicio se prendió fuego y falleció en un hospital.

Este hecho resultó en la peticón de Gianni Infantino al gobierno iraní de erradicar la prohibición de mujeres en estadios (claro que o escondieron detalles del acuerdo o no se les ocurrió hablarlos).

Publicidad

El nombre de Sahar Khodayari se convirtió en un cántico en el Estadio Azadi mientras las mujeres celebraban el fin de 40 años de una prohibición.

No es el escenario que muchos esperábamos, pero para el único país que prohibe la entrada de mujeres a estadios es un paso, ojalá, el primero de muchos más.