Hugo Salcedo | ¿Quién será el sucesor de Messi y Cristiano?

Mbappé reúne los factores necesarios para heredar la corona de Lionel y CR7.

logo

La hegemonía marcada por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en lo más alto del futbol mundial los convierte en dos de los más grandes futbolistas de todos los tiempos.

Desde aquel lejano 2007 cuando ambos vieron como Kaká se consagró como el mejor del mundo han marcado año con año la pauta para saber quién es el mejor del planeta.

Está claro que la presencia de cada uno ha generado una competencia deportiva que ha potenciado a su rival deportivo, estoy seguro que ninguno habría sido lo que es sino hubiera estado el otro.

Publicidad

Disfrutar a estos dos genios del futbol es obligatorio cada vez que pisan el césped sin embargo el tiempo no perdona, el adiós de ambos se aproxima.

Ante esta inminente realidad es inevitable empezar a analizar quién los sucederá en el trono del fútbol mundial.

Neymar parecía el indicado para ocupar ese sitio, sin embargo su salida del Barcelona ha condicionado claramente estas aspiraciones de ser el mejor del mundo.

Publicidad

Hoy está en un gran nivel, pero lejos de lo que individualmente logró en el Barça.

Edén Hazard también cuenta con las condiciones suficientes para ser Balón de Oro, jugador rápido, inteligente y de enorme calidad como mediocampista ofensivo.

Aunado a estas virtudes le tenemos que señalar sin duda el hecho de jugar en el Real Madrid situación que históricamente ha pesado para determinar al mejor del mundo.

La edad y condiciones de estos dos grandes jugadores les permite soñar con ser el número uno, pero sin duda ambos están por debajo en la consideración de Kylian Mbappé.

El francés reúne absolutamente todo para quedarse con el lugar de Messi y CR7 cuando ya no estén.

Con apenas 21 años Mbappé ya fue campeón del mundo en un título en el que terminó siendo determinante por su extraordinario desequilibrio.

Publicidad

Es rápido, inteligente y de enorme capacidad para marcar diferencia, un goleador que además está lleno de recursos cuando no tiene el balón.

¿Será este su año o deberá esperar a que Messi y Cristiano dejen de ser esas impresionantes máquinas de rendimiento?

De lo que no hay duda es que en futuro muy cercano el mundo del fútbol se rendirá a él como el mejor del planeta.