El momento crítico que cambió la vida de 'Chicharito' Hernández

A su familia la estafaron en un negocio; hubo carencia de dinero, pero mucha voluntad de seguir adelante.

logo

Javier 'Chicharito' Hernández vivió un momento crítico que le cambió la vida por completo. Su famila fue estafada en un negocio y comenzaron los problemas económicos; sin embargo, para el entonces jugador de Chivas, el ayudar a los suyos era lo primordial y el mejor motor para seguir adelante.

"Mi familia invirtió en un negocio en el cual no les fue bien y los trancearon; todo el capital se fue ahí; ni mis papás ni mis abuelos tenía para seguir con el estilo de vida que teníamos", recordó Hernández Balcázar. Ni él ni sus papás estuvieron solos, pues sus abuelos les brindaron una mano en ese momento tan complicado.

"Yo no podía hacer nada; no podía gastar más. Yo decidí ayudar a mi familia y pagar los gastos de esa casa. Recuerdo que ese día era un entrenamiento doble y yo voy de Bumgambilias a Verde Valle y tengo que tomar el Periférico. Eran 3:30, estaba haciendo mucho calor y quería prender el aire. Vi la gasolina que quedaba y faltaban dos días más para poder ponerle dos días más para poder ponerle gasolina. Entonces pensé que tenía que bajar la velocidad y bajar los vidrios, con el airecito que era muy caliente. Y así llegué, llegué sudando y hasta me bromearon de que si me había ido corriendo o qué. No tenía que dar explicaciones, solo era carrilla", añadió durante una charla en Instagram con Sergio Dipp.

"Yo lo que sentí en ese momento era que era lo que tocaba, porque yo decidí hacer eso por mi familia; no era una deuda ni nada, yo seguía ayudando, pero tuvimos la suerte de que mi salario salía tablas con todo. Lo más importante era mi hermana y que pudiéramos comer y que ella pudiera tener los estudio".

Publicidad

Ese fue el momento parteaguas para Chicharito, quien analizó la situación y decidió tomar el camino que lo llevara a cumplir sus objetivos.

"Yo ahí crecí mucho, porque no me quedé como víctima, quejándome ni echando culpas ni diciendo nada; me quedé aceptando la realidad, lo que había, adaptándome adaptándome a todas las circunstancias y que nadie me iba a quitar el querer llegar al entrenamiento, chingarle y desquitarlo. Si tenía que bajarme y pedir aventón, lo iba a hacer.

Recuerdo que lloré y luego pensé que o te quedas triste o le seguimos... y pues le seguimos".

Hernández ya era parte del primer equipo de Chivas. Posteriormente lo fichó Manchester United y de ahí, lo demás es, ahora, parte de la historia del futbol mexicano.

Publicidad