El día que Ronaldo armó una pool party durante una pretemporada

Un fenómeno dentro y fuera de la cancha; el brasileño sorprendía en todo momento.

logo

Ronaldo tenía mucha facilidad no solo para jugar, sino para armar también alguna 'pool party' improvisada. Fenómeno dentro y fuera de la cancha. El brasileño fue capaz de usar el tiempo libre de una concentración para ir a San Pablo solo para hacer una fiesta.

"En quince minutos armó un asado para sesenta personas y lo cocinó él. Mandó a comprar la carne, la bebida, y a la hora de haber entrenado estábamos haciendo una pool party. Es un fenómeno. El 'Fenómeno' es el apodo que le queda perfectamente a él", relató Matías Defederico en charla con TNT Sports.

El excompañero de Ronaldo contó que todo se dio cuando compartieron vestuario en Corinthians. Fue durante una pretemporada cuando el cuerpo técnico le dio la tarde libre al equipo.

"Estábamos en pretemporada, como a 300 kilómetros de donde vivíamos. Entrenábamos ese domingo por la mañana y a las 11 nos liberaban, teníamos libre hasta por la noche, hasta las 10 de la noche. Y el Gordo decía: 'Yo aquí no me voy a quedar, ¿qué vamos a hacer?'. Y yo le dije: 'Gordo, hasta que vamos allá a San Pablo son tres horas, otras tres horas para volver, es una locura", recordó el exfutbolista.

Publicidad

Entonces llegó la sorpresa de Ronaldo Nazario. Llamó a un helicóptero y se dirigieron a su casa en San Pablo. Entonces comenzó la fiesta.

"Llegamos a la casa, y él obviamente tenía una seguridad privada que cuidaba de él, diez personas de inteligencia que lo cuidaban. Llegamos al edificio y le dice a uno de los de seguridad: "«Tú ve a comprar la carne, tú llama a Fulanito, tú llama a Fulanita, a Fulanita y a Fulanita»".

Ronaldo tuvo la facilidad de sorprender dentro y fuera de la cancha.