El Clásico más politizado acaba en un fulgurante empate a cero

Ni Barcelona ni Real Madrid lograron romper el empate en un juego en el que los merengues fueron mejores.

logo

Tras un par de meses de retraso, al fin se logró jugar el Clásico más pasional del balompié europeo. Los problemas políticos que se han vivido en España durante los últimos meses aplazaron un encuentro que estuvo bajo constantes amenazas en días, e incluso, en horas recientes.

El Camp Nou vivió un nuevo choque entre Barcelona y Real Madrid, los dos líderes en La Liga. Una victoria no solo hubiera significado el liderato para cualquier equipo, sino prácticamente el título invernal en Europa.

El previo al encuentro tuvo de todo, desde temas extra cancha como una fuerte manifestación política, amenazas de suspensión del encuentro tanto en el pre como en el durante, así como violencia entre independentistas catalanes y los Boixos Noises, el grupo radical de animación del conjunto barcelonista.

Publicidad

Con la pelota rodando y con los ojos pendientes ante cualquier protesta de la grada, el Real Madrid comenzó poco a poco a adueñarse de la pelota hasta convertirse en el mejor equipo sobre la grama del Camp Nou. Fue fortuito e inusual que el Real Madrid no rompiera el cero ante un agobio asfixiante sobre un estoico y a ratos heroico Marc Andre ter Stegen.

FC Barcelona v Real Madrid CF - La Liga

Barcelona y Real Madrid no se hacen daño y reparte puntos sin goles

Eric Alonso/Getty Images

1 / 12

De hecho, la única vez que batieron al meta alemán apareció Gerard Piqué para salvar en la línea al cuadro culé. Uno a uno llegaban los embates del conjunto merengue, capitaneados por el uruguayo Federico Valverde, el mejor de la escuadra visitante.

En el Barcelona se lesionó previo al encuentro Sergio Busquets, quien había sido adelantado como titular. En su lugar apareció Ivan Rakitic acompañado de Frenky de Jong y de Sergi Roberto, la gran sorpresa en la alineación de Valverde.

Publicidad

La mejoraparición del Barcelona en el primer lapso fue obra de Lionel Messi quien superó a Thibaut Courtois, pero antes de la línea salió Sergio Ramos a evitar el primero. Un tibio aviso de Jordi Alba, más suelte al frente que Néstor Semedo, también inquietó a un Madrid dominante.

En el segundo tiempo el juego fue un poco más parejo, aunque nuevamente teniendo al Real Madrid más cercano del gol.

Spain Soccer Clasico Protest

La afición del Barça se manifiesta de forma pacífica

Felipe Dana/AP

1 / 23

Lo que pocas veces se ve fue la gran diferencia en el marcador. Lionel Messi erró una polémica jugada de un desaparecido Antoine Griezmann abanicando una pelota en el área chica. Inusual error grosero del argentino.

La respuesta llegó de los pies de Gareth Bale, de sobresaliente nota en el campo tras una sorprendente titularidad. El galés remató un pase de Mendy quien estaba ligeramente adelantado. El silbante y el VAR aparecieron para anular correctamente la anotación.

Los minutos finales se fueron entre un ida y vuelta de dos equipos que querían y necesitaban la victoria. Sin embargo, no hubo opciones claras para romper el cero en un Clásico que deja, por diferencia de dos goles, al Barcelona como líder.

No hubo incidentes durante el encuentro, salvo una suspensión momentánea luego que algunos aficionados lanzaran pelotas al terreno de juego.

Publicidad