Adriana Terrazas | Las incongruencias de Infantino

El presidente de la FIFA apoya el futbol femenil con torneos, pero no recursos.

logo

Gianni Infantino aseguró esta semana que no solo quiere un torneo internacional más de futbol femenil sino dos, pero estos deseos son enormes incongruencias con el apoyo y recursos que el deporte ha recibido antes en esta rama.

FIFA aumentó el premio para el campeón del Mundial de 15 millones de dólares a 30. Suena bien, ¿no? En realidad y a pesar de este incremento, la diferencia con la rama varonil aumentó.

El mundial varonil antes otorgaba 358 millones de dólares en premios y en 2018 dio 400 millones de dólares, es decir, la diferencia con la rama femenil pasó de 343 a 370 millones de dólares.

A pesar de esto, Infantino aseguró que gracias al éxito de Francia 2019 quiere un Mundial de 32 equipos en lugar de 24 en 2023.

Publicidad

El presidente de la FIFA además reveló que ahora busca una liga de naciones femenil o por lo menos un mundial de clubes.

Tan solo el año pasado, cuando la federación emitió su programa FIFA Forward, quedó en evidencia lo fácil que es esconder el apoyo exclusivo a la rama femenil.

El documento cita inversiones millonarias para recursos y desarrollo de programas femeniles... claro que ese rubro también incluye programas infantiles y juveniles (varoniles, obviamente).

Cuatro veces se menciona el apoyo del futbol femenil, pero solo una se habla en exclusiva de esa rama, en las demás se integra con categorías inferiores.

Publicidad

Infantino hizo un llamado para permitir el ingreso de mujeres a estadios en Irán, pero meses antes fue criticado por hacer una investigación superficial tras las acusaciones de abuso sexual de seleccionadas afghanas en contra del presidente de su federación.

Intenciones de aumentar las competencias femeniles existen, ¿pero es lo mismo que apoyar el deporte?