El XI ideal de los Campeones Sub-17

Los hombres que provocan suspiros en la afición de México y que dieron gloria al Tri juvenil.

logo

Son los héroes de un país ávido de triunfos deportivos, casi niños quienes se convirtieron en ídolos a base de goles y victorias que dieron a México el agua para calmar la sed de éxito. La Sub-17 es una categoría especial para el Tri, entrañable, querida, y que inicia un nuevo sueño en el Mundial de la especialidad Brasil 2019.

Son varios los nombres que todavía quedan en la mente de la afición: los Araujo, los Gómez, los Guzmán y demás en dos generaciones especiales que lograron alzar el título, jugadores que dieron la gloria a la camiseta verde en Perú 2005 y México 2011, dos de las máximas glorias en el balompié del país norteamericano.

Elementos que fueron receptores de mucha esperanza en su momento, algunos trascendieron más que otros pero, lo cierto, es que sin ellos no se podría entender el futbol mexicano. A continuación, el XI ideal de las dos Selecciones Mexicanas Sub-17 Campeonas del Mundo.

-Defensa increíble.

Publicidad

Richard Sánchez en la portería fue una gran apuesta para lograr el título en casa, acompañado en la zaga con un Antonio Briseño férreo, implacable, líder moral de un grupo que supo contener la presión, mientras que Patricio Araujo fue otro central de confianza y, además, con vocación de salida, acompañados por Héctor Moreno en su faceta de lateral y Adrián Aldrete, zurdo fiel y con explosividad suficiente.

-Medio campo multifacético.

Kevin Escamilla y Jorge Espericueta, dos artífices del título en 2011, guardianes de los balones disputados en mitad del campo y con lucidez suficiente para dar ritmo a las salidas, acompañados por un compañero suyo en la selección que dirigía Raúl Gutiérrez: un Carlos Fierro abierto, ágil, capaz de desentonar cualquier formación rival, acompañados por César Villaluz, quien lograra extasiar en Perú 2005 con su atrevimiento.

-No podía ser otra la ofensiva

Publicidad

El binomio que maravilló a todo un país bajo el mando de Jesús Ramírez, la dupla llamada a ser la redención del Tri, algo que finalmente no se cumplió, aunque en el Mundial de la especialidad fue dinamita absoluta. Giovani dos Santos y Carlos Vela, los atacantes por excelencia de las categorías inferiores en México, posiblemente las caras más reconocidas y admiradas de estas dos generaciones

Son cinco jugadores de Perú 2005 y cinco de México 2011, comparten el éxito y, también, el reconocimiento de propios y extraños. Un XI que evoca suspiros en la afición mexicana, ¿se añadirá alguien a esta formación después de Brasil 2019?