Vieira, el artífice del bicampeonato

El brasileño Jorge Vieira supo guiar a jugadores consagrados de América para cerrar con un bicampeonato la década del 80

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La gran década americanista del 80 se cerró con un bicampeonato, ganado ni más ni menos que a dos clásicos rivales: Pumas y Cruz Azul.

Y el guía para lograr esa hazaña fue un técnico brasileño más bien bonachón, que supo llevar a un grupo de jugadores consagrados al buen puerto del doble título de Liga: su nombre, Jorge Vieira.

En 1987 arribó a un equipo que solo dos años antes había conquistado un tricampeonato. Muchos de los jugadores que ganaron las tres Ligas ya no estaban pero sí se mantenían las leyendas Alfredo Tena y Cristóbal Ortega, además del goleador Carlos Hermosillo.

Ya eran las Águilas de Antonio Carlos Santos, Luis Roberto Alves "Zague", Gonzalo Farfán y Adrián Chávez, entre otros. Esos futbolistas se encargaron de cerrar la gloriosa década con dos Ligas más, claro, dirigidos por el prudente Jorge Vieira.

El brasileño entendió que un equipo sólido pero extraviado solo necesitaba enderezar el rumbo. Y a eso se dedicó cuando llegó como relevo de Cayetano Rodríguez en la fecha 10 de la temporada 87-88.

Su gestión sensata dio resultado y América terminó como líder y como campeón al derrotar a Pumas en la gran final. Un año después repitió la hazaña ante otro rival a los que da gusto vencer, Cruz Azul.

En la campaña 89-90 era favorito para otro tricampeonato, aunque en la semifinal ante la U. de G. una injusticia lo privó de conseguirlo: una mano fuera del área de Gonzalo Farfán fue marcada como penal por el silbante José Antonio Garza y Ochoa. Ese gol significó la eliminación y evitó un sexto campeonato en la década del 80. Para que luego digan que el arbitraje favorece a las Águilas. En fin.

Por cierto, el técnico brasileño también ganó el Campeón de Campeones 1988 ante Puebla y el Campeón de Campeones 1989 ante Toluca. Cuatro trofeos en tres años.

Por eso, la llegada de Jorge Vieira en 1987 forma parte de los 100 momentos del Club América.