No solo vuelan, también corren

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: América consiguió por primera vez en su historia anotar 8 goles en un partido, fue ante Correcaminos en una temporada que será recordada por la espectacularidad del conjunto de Coapa

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Viernes por la noche en el Estadio Azteca. El Club América tendría en la campaña 1994-1995 uno de los torneos más espectaculares de su historia. El técnico holandés Leo Beenhakker estaba en el timón de Coapa que tenía a dos jugadores peculiares en su plantilla: Francois Omam Biyik de Camerún y Kalusha Bwalya de Zambia. Estos tres nombres sonarían con mucha fuerza a lo largo de todo el torneo y prácticamente serían los rostros más reconocidos semana a semana por las canchas del futbol mexicano.

El América de este año inspiraba respeto por practicar un futbol que agradaba a la pupila y, a la vez, daba resultados. Mucho de ese respeto se debió al encuentro ante Correcaminos del viernes 21 de octubre de 1994. Las Águilas conseguirían por primera vez en su historia anotar 8 goles en un compromiso.

Kalusha Bwalya abrió el marcador a los 17’, seguido por un doblete de Biyik a los 25’ y a los 47’. Neidelson Silva de Malo acortaría distancias a los 49’ para poner el marcador 3-1.

Luis Roberto Alves “Zague” haría oficial la goleada a los 65’, mientras que Cuauhtémoc Blanco pondría el quinto para la causa azulcrema a los 71’. Ambos lograrían su doblete a los 79’ y 85’ respectivamente y Francisco Uribe cerraría la masacre a los tamaulipecos un minuto antes de concluir el tiempo oficial.

En total: 8-1, un marcador apoteósico para la época contemporánea del balompié. Festín goleador de un conjunto que es recordado con mucho cariño por el americanismo.