Momento 7: América inicia la gran leyenda del Azteca

El 29 de mayo de 1966, América y Torino juegan el primer partido en la historia del Estadio Azteca, actual monumento del futbol mundial

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El 29 de mayo de 1966, América y Torino juegan el primer partido en la historia del Estadio Azteca, actual monumento del futbol mundial.

El Estadio Azteca es especial para los futboleros y no futboleros mexicanos. Pero lo es mucho más para los azulcremas porque el Coloso fue construido para el América . Porque el Monumental es la casa del América. Es un estadio gigante, en toda la extensión de la palabra, que le pertenece a un equipo gigante, en toda la extensión de la palabra.

El Azteca es sencillamente un tesoro del futbol mundial. ¿Por qué? Por muchísimas razones y aquí solo expondremos una: fue sede de dos Copas del Mundo con sus respectivas Finales, donde un tal Pelé y un tal Diego Maradona alzaron el título más significativo de sus carreras.

Mientras el mundo del balompié mantiene la duda eterna de saber cuál de los dos es el futbolista más grande de la historia, al Coloso de Santa Úrsula eso no le interesa: él tuvo el momento de más gloria de "O'Rei" y del "Pelusa". En su césped ambos jugaron el partido más importante de sus vidas, y lo ganaron para consagrarse como los dioses del deporte más popular del planeta.

Por cierto, el Monumental también ha sido sede de Juegos Olímpicos, Mundiales de diversas categorías, Mundial Femenil, Copa Confederaciones, Copa Oro, Copa Libertadores, peleas de box, partidos de la NFL, misas papales, conciertos multitudinarios, etc, etc, etc.

Por supuesto, América tuvo el honor de inaugurar el impresionante inmueble. Ese día histórico fue el 29 de mayo de 1966 y el Torino de Italia fue el invitado. Los americanistas conocen que fue Arlindo dos Santos el primer anotador. El partido terminó 2-2 y el otro tanto crema fue obra de José Alves "Zague", el famoso "Lobo Solitario" y padre de "Zaguinho".

Fue el inicio de la gran historia que hoy cuenta el Monumental Estadio Azteca, el Coloso de Santa Úrsula, la casa del América , sede desde entonces de incontables hazañas azulcremas como las Finales ganadas a Toluca, U. de G., Chivas, Pumas (2), Tampico-Madero, Cruz Azul (2), Necaxa, Tecos y Tigres.

10 de sus 12 Ligas las ha celebrado el América en su casa. Las únicas no festejadas ahí fueron la primera, simplemente porque la obtuvo en diciembre de 1965 a pocos meses de la inauguración del Coloso, y la de La Corregidora de Querétaro, sede del tercer partido ante Pumas en 1985.

En el inicio de su vida, el estadio también fue sede del Necaxa, del Atlante, del Cruz Azul, del Atlético Español. Pero sin duda la afición mexicana lo identifica como el verdadero hogar del América y de la Selección Mexicana.

El 29 de mayo de 1966 comenzó la inigualable leyenda del Estadio Azteca y fue el América el equipo que pisó por primera ocasión su césped. Por eso, el momento 7 en los 100 años azulcremas pertenece al Monumental.