Momento 20: Maestro y domador

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de que José Antonio Roca diera una nueva cara en la cancha al Club América al inicio de los 70s, los cremas luchaban por mantener el protagonismo en el futbol mexicano. Raúl Cárdenas, hombre experimentado y técnico de la Selección Mexicana en el Mundial de 1970 sería el encargado de llevar las riendas de los capitalinos en la gran campaña de 1975-1976.

América dominó de principio a fin el torneo. Clasificó a la Liguilla con 53 puntos y si en la Fase Regular había impuesto sus condiciones, fue el centro de atención en la Fase Final, la llamada “Fiesta Grande” fue de uno solo.

América despachó a Tecos en los Cuartos de Final y después venció dos veces al Unión de Curtidores en la Semifinal. Los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara aguardaron en la Gran Final que tuvo su ida en el Estadio Jalisco.

El 4 de agosto de 1976, la Perla Tapatía viviría un día histórico para el americanismo. Los capitalinos vencieron por 3-0 a los “Melenudos” con goles de Alcindo, Hugo Enrique Kiese y, mención aparte, la anotación de Carlos Reinoso.

El chileno, referente del americanismo, se cubrió de gloria cuando se inspiró para hacer una jugada individual, llegar a línea de fondo, barrer la cancha jalisciense con dos jugadores universitarios y el portero Ignacio Calderón y finiquitar su obra con un tiro de rabona en los linderos del área chica, una jugada tan estética que merecía quizás que la Final se acabara en ese instante para premiar con el título al América y a su portentoso jugador chileno.

Después de lo sucedido, la vuelta sirvió para que el América festejara con las más de 100 mil almas presentes en el Estadio Azteca, no sin antes dar el tiro final a los Leones Negros con un gol de Kiese. América conseguía su tercer título de Liga y Carlos Reinoso daría un paso más a la inmortalidad con un gol que está presente en cualquier conteo de las dianas más impresionantes conseguidas no solamente en el Club América, sino también en el futbol mexicano.