Título de impacto

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: América se proclama como el equipo más ganador en la historia de Concacaf al vencer al Impact de Montreal en una emocionante Final

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En 2015, el Club América dio un paso más allá en su dominio del futbol en la zona. Después de ser oficialmente y en solitario el equipo con más títulos en México, el acto a seguir era el obvio: extender su dominio internacionalmente, repetir la hazaña para demostrar que su grandeza abarca más allá de las fronteras mexicanas.

No pasó mucho tiempo para que esto sucediera. Todavía con el confeti de la celebración por el título en el Apertura 2014, América enfrentaba la Fase Final de la Liga de Campeones Concacaf en febrero de 2015, instancia a la que había clasificado desde el año anterior. El Saprissa, uno de los referentes de Costa Rica era el rival en Cuartos de Final y los dirigidos por Gustavo Matosas sencillamente no tuvieron piedad al borrar al “Monstruo” tico con un global de 5-0.

Los estragos del festejo parecían arruinar la fiesta en las Semifinales donde otro conjunto de Costa Rica aguardaba: el mucho más modesto Herediano. El 17 de marzo, el conjunto de Heredia propinó un 3-0 a los mexicanos. Con la regla del gol de visitante vigente, parecía que los azulcrema estaban impedidos ya de conquistar el título en Concacaf.

América demostró para la vuelta que fue creado para las grandes hazañas, quizás más que cualquier otro conjunto. Las remontadas son especialidad de Coapa. Las Águilas necesitaban 3 goles sin respuesta para la prórroga y 4 para clasificar a la Final: acabaron por ser 6 dianas las que consiguieron los dirigidos por un Gustavo Matosas quien tenía motivos extra de celebración ante un Herediano que había eliminado al León en la Fase de Grupos de ese torneo, entonces dirigidos por el uruguayo que tuvo su revancha personal cobijado ya con el más grande.

El Impact de Montreal fue el último obstáculo entre el América y el trofeo internacional. Los dirgidos por Frank Klopas eran el equipo sensación del certamen, patrimonio de aquella edición junto con la remontada de los azulcrema al herediano. Los canadienses dejaron en el camino nada menos que al Pachuca y al Alajuelense tico, y la ida en el Estadio Azteca se esperaba como una sepultura para el conjunto de Montreal: nada más lejos de la realidad.

PIatti abrió el marcador a los 16’ y la visita parecía llevarse el marcador a favor a casa aunque la siempre oportuna, muy oportuna figura de Oribe Peralta apareció prácticamente en tiempo de compensación para evitar la derrota americanista; no obstante, América llegaría a Canadá con las circunstancias en contra.

La duda creció cuando Andrés Romero abrió el marcador a los 8’ en la vuelta. El Impact era Campeón del certamen hasta el descanso, pero para el complemento, un triplete de Darío Benedetto y otro tanto de Oribe Peralta devolverían las cosas a la normalidad y silenciarían al Estadio Olímpico de Montreal que registró una nueva marca de asistencia para un partido de “soccer”: más de 65 mil espectadores en el que fue quizás el compromiso de futbol de clubes más importante celebrado a la fecha en la urbe de Quebec.

América levantaría por séptima ocasión un trofeo de Concacaf. El más grande de México y también de Norte, Centroamérica y del Caribe, ya era oficial.