Momento 18: Bicampeonato ante Pumas con rivalidad

En 1985 América derrota a Pumas para ser bicampeón de México y para consolidar la rivalidad ante los universitarios

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Sin ninguna duda América es el Ave de las Tempestades del futbol mexicano. Y sin ninguna duda un momento muy polémico de su historia es la Final de la temporada 84-85, que le gana a Pumas en 3 partidos para proclamarse bicampeón de México (meses más tarde sería tricampeón).

Fue el primer título sobre los universitarios, logrado en su década más gloriosa, y por eso ocupa el lugar 18 de los 100 momentos de su Centenario.

Algunos consideran que en ese capítulo nació el más aguerrido antiamericanismo. Los motivos: dos manos, una marcada como penal a favor del América y otra no, que era para Pumas. Y así fue.

Y también es cierto que en el trámite total de los tres juegos las Águilas merecieron mucho más el título que los universitarios.

Y también es cierto que a raíz de ese episodio la rivalidad entre América y Pumas se consolidó hasta convertirse en Clásico.

Los felinos fueron líderes esa temporada y los azulcrema clasificaron en cuarto lugar. En la Liguilla los universitarios despacharon a Puebla y León para llegar a la serie por el título. Las Águilas, por su parte, se deshicieron de Guadalajara y Atlas.

El 23 de mayo el juego de ida de la Final terminó en empate 1-1 con goles de Carlos Hermosillo para América y Alberto García Aspe para Pumas.

El 26 fue la vuelta en el Olímpico Universitario y hubo igualdad sin anotaciones. Capítulo aparte merece la tragedia ocurrida ese día, cuando fallecieron 10 aficionados de Pumas por asfixia en el trístemente célebre túnel 29.

Por reglamento de esa época el título debió decidirse en un tercer juego en campo neutral: fue el 28 de mayo en La Corregidora de Querétaro, inmueble recién estrenado.

En los primeros minutos el árbitro Joaquín Urrea, señalado por los antiamericanistas, marcó penal por mano de Félix Cruz en el área de Pumas. El remate de Alfredo Tena pegó en el muslo y luego en el brazo del defensa universitario. Ciertamente fue rigorista la decisión del nazareno.

Daniel Alberto "Ruso" Brailovsky anotó la pena máxima para la ventaja azulcrema al minuto 11.

Poco después llegó la otra jugada de la eterna polémica: centró Luis Flores y el balón dio en el brazo del mismo Tena. Pero esta vez Urrea no marcó nada. En ese momento nació la leyenda popular del arbitraje y el América .

Situaciones así ocurren en todos los partidos. Incluso las Águilas pueden decir que decisiones similares les perjudicaron como en la Semifinal 89-90 ante U. de G. (mano un metro fuera del área marcada como penal), en la Semifinal 92-93 ante Monterrey (dos goles anulados por fueras de juego inexistentes), o en la Final Apertura 2013 ante León (penal y expulsión de Rafael Márquez no sancionados en el juego de ida).

Pero en fin, la superioridad del América en esa Final de 1985 se manifestó con los siguientes goles: el mismo Brailovsky al 56' y Carlos Hermosillo al 76'; el tanto de Ricardo "Tuca" Ferretti (71') fue insuficiente para los felinos.

América le ganó a Pumas la primera Final que disputaron, con gran polémica incluida. Fue un bicampeonato (que meses después sería tricampeonato) ante un rival Clásico y por eso es el momento 18 en los 100 años del Club América.

Y sí, fue bicampeonato en torneos largos, del mismo valor que un bicampeonato de torneos cortos que tanto pregonan en la actualidad los vencidos en 1985.