El más grande da un título al más grande

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: América se coronó en la Copa de Campeones de la Concacaf a inicios de 1993 gracias a un gol de Hugo Sánchez

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A inicios de la década de los 90s, América se sacudía el confeti después de una década de ensueño. Para la temporada 1992-1993, muchas cosas encontrarían un punto de concordancia en Coapa, especialmente el regreso de Miguel Ángel “Zurdo” López a la dirección técnica y, también, la apabullante y altamente llamativa llegada de Hugo Sánchez al club.

Las Águilas, que venían de ganar una Copa Interamericana en 1991, tenían otra vez la oportunidad de disputar un torneo internacional. La Copa de Campeones de la Concacaf era un objetivo natural para los azulcrema, no solo por el certamen en sí, sino para tomar venganza de Pumas después de aquella Final en el futbol mexicano de 1991.

Tiempo después, Pumas abandonaría el torneo y América disputaba el título con el Alajuelense, uno de los conjuntos insignia de Centroamérica. La Final se ubicó hasta enero de 1993, a jugarse a un partido en Santa Ana, California.

Luis Roberto Alves Zague, uno de los pilares del conjunto del “Zurdo”, fue expulsado al minuto 40. La falta de gol era una amenaza latente en aquel encuentro, por lo que Hugo Sánchez, con poco más de 6 meses después de llegar al conjunto americanista, cobró un tiro libre en un momento determinante. Un disparo exquisito que pasó por encima de la barrera y que acabó en las redes fue suficiente para desatar el éxtasis en suelo californiano.

Fue el único tanto del encuentro. El “Pentapichichi”, de pasado universitario y “Merengue”, conseguía un título en su único año con el Club América. Sería la cuarta vez que las Águilas levantaban el máximo trofeo de la región de Concacaf.